Una importante ciudad relaja las leyes sobre el alcohol para favorecer el comercio nocturno

La primera ministra sostuvo que la medida se debe a que quieren convertir a la ciudad en la única de carácter global del país.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2019/11/28/una-importante-ciudad-relaja-las-leyes-sobre-el-alcohol-para-favorecer-el-comercio-nocturno/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-28T12:12:59-03:00">noviembre 28, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-28T12:13:00-03:00">noviembre 28, 2019</time></a>

AUSTRALIA, Sidney-. Una de las ciudades más famosas del mundo tomó una medida que celebrarán los amantes de la vida nocturna. Con el objetivo de impulsar precisamente el consumo en bares y boliches y atraer el turismo global, las autoridades de Sidney, en Australia, anunciaron que relajarán las leyes sobre la venta de bebidas alcohólicas.

En rigor, la primera ministra de la región de Nueva Gales del Sur, Gladys Berejiklian, expresó que dejará de regir la normativa que establece lugares autorizados y otros donde no se permiten estos productos a partir de la medianoche. Para ver los cambios, no obstante, habrá que aguardar al próximo 14 de enero, cuando entren en vigencia.

Hasta ahora, en Sidney los bares están obligados a cerrar a la 01:30 a.m., y al mismo tiempo existen restricciones para poder comprar tragos o bebidas de alto contenido alcohólico a partir de la medianoche. De esta manera, pese a recibir visitantes de todo el mundo, la ciudad australiana tiene una escasa vida nocturna, lo que desalienta a aquellos que gustan de este ritmo de vida.

A modo de ejemplo, cuando la cantante Madonna y el artista Justin Bieber visitaron Sidney, no pudieron asistir a las fiestas organizadas para ellos porque quisieron hacerlo luego del horario permitido. Para cambiar el perfil de la ciudad, Berejiklian afirmó que “precisamos contar con una economía nocturna fuerte y que nos coloque como la única metrópoli global de Australia”.

Estas normas estaban vigentes desde el año 2014, cuando habían sido sancionadas para frenar la violencia que provocaba el alto consumo alcohólico. La ciudad de Sidney, la más poblada del país australiano, es una de las más comprometidas en la lucha contra el cambio climático. Meses atrás, El Intransigente América había informado sobre la sanción de la emergencia climática en la metrópoli.