Irán: matar a Trump no sería suficiente

Crece la tensión en el Medio Oriente tras los ataques en Bagdad.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/01/06/iran-matar-a-trump-no-seria-suficiente/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-06T22:03:37-03:00">enero 6, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-08T19:23:14-03:00">enero 8, 2020</time></a>

IRÁN, Teherán.- El jefe de la Fuerza Aeroespacial de la Guardia Revolucionaria iraní, Amir Ali Hajizadeh, se pronunció en medio de la escalada de tensión en el Medio Oriente luego de la muerte del comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimani y otros militantes proiraníes en el ataque perpetrado el pasado jueves 2 de enero.

El funcionario consideró que Estados Unidos debe ser “expulsado completamente de la región”, al tiempo que aseguró que un ataque a una base militar o el lanzamiento de misiles, e incluso la muerte de Donald Trump, no sería “lo suficientemente valioso como para compensar la sangre del mártir Soleimani”, reseñó la prensa iraní.

Miles de militantes proiraníes salieron a las calles de luto y entre sollozos, lamentando la muerte de quien ha sido considerado el segundo hombre más poderoso del país. Entre banderas estadounidenses quemadas y cánticos pidiendo “muerte a Estados Unidos”, han pedido vengar el asesinato de Soleimani, catalogado por Estados Unidos como uno de los terroristas más peligrosos del mundo.

Esto ocurre mientras el mandatario Donald Trump ha amenazado con atentar contra unos 52 objetivos iraníes importantes también para la cultura del país, en caso de que sean atacados ciudadanos activos estadounidenses. Amnistía Internacional sin embargo, ha reaccionado pidiendo respeto a los patrimonios culturales pues su ataque implica un crimen de guerra.

La comunidad internacional ha instado a la contención entre ambos países. El secretario general de Naciones Unidas, António Guterres, aseguró que el mundo no puede permitirse otra guerra en el Golfo, mientras que el parlamento iraquí aprobó una moción para el retiro de las tropas estadounidenses y detener los ataques.