Primer ministro británico dice que no lamenta muerte de general iraní

Vale destacar que Johnson conversó el domingo con el presidente estadounidense, Donald Trump y posteriormente hizo un llamado a que todas las partes contribuyan a reducir las tensiones.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/01/06/primer-ministro-britanico-dice-que-no-lamenta-muerte-de-general-irani/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-06T18:01:14-03:00">enero 6, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-06T18:01:15-03:00">enero 6, 2020</time></a>

Londres, Inglaterra.- El primer ministro británico Boris Johnson se pronunció, este lunes, en torno a la tensa situación del Medio Oriente, luego de que Estados Unidos diera muerte a un importante general Qassem Soleimani. El titular europeo consideró que el líder iraní era “una amenaza para todos nuestros intereses” y “no lamentaremos su muerte”.

Vale destacar que Johnson conversó el domingo con el presidente estadounidense, Donald Trump y posteriormente hizo un llamado a que todas las partes contribuyan a reducir las tensiones. “Todos los llamados para represalias y venganzas simplemente provocarán más violencia en la región y no convienen a nadie”, añadió.

Según publica la agencia de noticias AP, a través de su portal web, esta fue la primera declaración el vocero de Gran Bretaña sobre el incremento de las fricciones en el Medio Oriente, desde que comenzaron los ataques entre ambas naciones.

Anteriormente, Johnson había sido criticado por no fijar posición sobre lo sucedido y no interrumpir sus vacaciones en la isla privada caribeña de Mustique a pesar de la intensificación de la crisis. Johnson ya regresó a Gran Bretaña.

Amenaza

Soleimani “representaba una amenaza para todos nuestros intereses y fue responsable de un patrón de conducta perjudicial y desestabilizadora en la región”, reiteró Johnson. “Dado el papel importante que desempeñó en acciones que causaron la muerte de miles de civiles inocentes y personal occidental, no lamentaremos su muerte”, añadió.

La muerte de Soleimani generó temores de que las represalias tomadas por los dos países pudieran desembocar en una guerra, luego de que Irán amenazara con vengarse de Estados Unidos, que ha enviado a tres mil soldados más a Kuwait. Ninguno de los dos muestra intenciones de retroceder.

El secretario británico del exterior Dominic Raab había defendido al primer ministro de los comentarios de la oposición y señaló que ambos estuvieron en comunicación constante. El gobierno británico ha aumentado su alerta de viaje al Medio Oriente y envió dos buques de guerra para que escolten a los barcos de bandera británica que cruzan el estrecho de Hormuz, un corredor marítimo importante para el suministro petrolero mundial.