Australia pide a residentes evacuar costa sureste ante peligro de incendio

Durante las últimas semanas, turistas en la región tuvieron que resguardarse en las playas y en el océano por el avance de los incendios, y una asfixiante humareda envolvió los pueblos turísticos.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/01/09/australia-pide-a-residentes-evacuar-costa-sureste-ante-peligro-de-incendio/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-09T14:38:37-03:00">enero 9, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-09T14:38:38-03:00">enero 9, 2020</time></a>

Tomerong, Australia.- Ante el pronóstico de un incremento de las temperaturas y el viento, que agravarían el peligro de incendios forestales en los próximos dos días, este jueves las autoridades australianas pidieron a los residentes de las zonas afectadas en el sureste de la región que evacúen rápidamente, si no tienen intención de defender sus viviendas.

El Servicio de Bomberos Rurales del estado de Nueva Gales del Sur realizó reuniones en Nowra, Narooma y Batemans Bay, comunidades costeras ubicadas al sur de Sídney, afectadas por el fuego, para advertir que los vientos del noroeste podrían volver a dirigir las llamas hacia la costa.

Durante las últimas semanas, turistas en la región tuvieron que resguardarse en las playas y en el océano por el avance de los incendios, y una asfixiante humareda envolvió los pueblos turísticos, quemando las dunas de arena en algunos lugares. Mientras que en el vecino estado de Victoria, se hicieron rápidos llamados de evacuación a las comunidades.

“No podemos garantizar su seguridad y no queremos poner a los servicios de emergencia _ ya sean voluntarios o asalariados _ (…) en peligro porque la gente no siguió el consejo que se le dio”, dijo el primer ministro de la región, Daniel Andrews, según publicó la agencia de noticias AP.

Pronóstico

Se pronostica que las temperaturas rondarán los 45 grados Celsius en la zona amenazada, el viernes, mientras persisten las condiciones de sequía. “Si pueden irse, deberían irse”, reiteró Andrew Crisp, jefe del departamento de gestión de emergencias de Victoria. “Porque mañana va a ser un día peligroso y movido”.

La insólita catástrofe de incendios que azota al sureste de Australia ha cobrado al menos 26 vidas desde septiembre, destruyó dos mil viviendas y arrasó una zona equivalente a dos veces el estado estadounidense de Maryland. Además, centró la atención de los australianos en la adaptación de su nación al cambio climático.

2019 fue el más cálido y seco en el país desde que tienen registros. A pesar de que se espera un ligero aumento de las precipitaciones, no será suficiente para sofocar los fuegos en el corto plazo, indicó el jefe de monitoreo climático de la Oficina de Meteorología, Karl Braganza.