ONU: África Occidental y el Sahel sufrieron “violencia terrorista sin precedentes”

El número de personas asesinadas en Burkina Faso subió de unas 80 en 2016 a más de mil 800 en 2019.

New York, EE.UU.- El Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) aseguró que  desde el pasado mes de julio, la región de África occidental y el Sahel ha experimentado un incremento devastador de ataques terroristas contra objetivos civiles y militares, lo que ha generado una serie de consecuencias humanitarias alarmantes.

Así lo informó el máximo responsable de la Oficina de las Naciones Unidas para África Occidental y el Sahel, Mohamed Ibn Chambas, quien señaló que “en Burkina Faso, Mali y Níger las víctimas de los ataques terroristas se han quintuplicado desde 2016, con más de cuatro mil muertes registradas sólo en 2019, en comparación con las 770 muertes estimadas en 2016”.

De acuerdo con Chambas “el foco geográfico de los ataques terroristas se ha desplazado hacia el este, de Mali a Burkina Faso, y amenaza cada vez más a los Estados costeros de África occidental”. Publicó la ONU a través de su página web oficial.

El vocero de la Organización agregó que el número de personas asesinadas en Burkina Faso subió de unas 80 en 2016 a más de mil 800 en 2019, y que la cifra de desplazados en la región se ha multiplicado por diez, llegando a cerca de medio millón, además de 25 mil personas que han buscado refugio en otros países.

Violencia

Asimismo, el funcionario indicó que el terrorismo, el crimen organizado y la violencia entre comunidades a menudo se encuentran interconectadas, y que esa realidad se puede observar especialmente en áreas periféricas donde la presencia estatal es escasa. “En esos lugares, los integristas proporcionan seguridad y protección a sus habitantes, además de servicios sociales, a cambio de su lealtad”, apuntó.

Por esa razón el Secretario General hizo énfasis en que las respuestas antiterroristas deben centrarse en ganar la confianza y el apoyo de las poblaciones locales, durante su participación en la Conferencia de Alto Nivel sobre prevención de la violencia extremista el año pasado en Nairobi.

El diplomático mencionó entre las respuestas regionales a la amenaza terrorista la adopción del Plan de Acción 2020-2024 para la erradicación de dicha actividad en la subregión, luego de la cumbre extraordinaria de la Comunidad en septiembre, durante la cual se comprometió a movilizar mil millones de dólares a nivel interno.

Compartir en: