El impresionante espectáculo que causa la erupción de un volcán

El espectáculo provocó una serie de imágenes impresionantes que sirvieron para ilustrar cientos de cuentas de redes sociales.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/01/13/impresionante-espectaculo-causa-erupcion-volcan-taal-filipinas/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-13T15:06:27-03:00">enero 13, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-13T15:15:15-03:00">enero 13, 2020</time></a>

FILIPINAS, Manila.- La actividad de un pequeño volcán en Filipinas no solo causó el pánico entre la población, sino que provocó una serie de imágenes impresionantes que sirvieron para ilustrar cientos de cuentas de redes sociales, en medio de un ambiente de pánico que provocó evacuaciones masivas.

El volcán Taal entró en erupción violentamente el domingo, provocando olas de terremotos, cubriendo el área en una capa de cenizas y obligando a decenas de miles de residentes a huir de sus hogares. Las autoridades advirtieron el peligro para la vida de los residentes que regresaron a sus hogares después de la explosión inicial.

Más de 30.000 personas huyeron de sus hogares hasta ahora. Los expertos advirtieron a los residentes de las comunidades a orillas del lago que evacuen, ya que la actividad sísmica, se han reportado docenas de terremotos, los puso en peligro de tsunamis.

Según los informes, muchas personas regresaron a sus hogares cerca del volcán desafiando las órdenes de evacuación una vez que las cenizas de la explosión inicial se habían asentado. Algunos dijeron a los periodistas que estaban preocupados por su ganado y preocupados por sus medios de vida.

El volcán Taal, uno de los kilómetros de escombros y vapor más activos de la región, arrojó una nube de cenizas al cielo, mientras que la lava brotó libremente en el agua del lago circundante la madrugada del lunes, lo que creó un espectáculo inusitado, por el colorido y la actividad eléctrica a los alrededores.

Nubes de ceniza flotaban a más de 100 kilómetros al norte del volcán, llegando a la capital de Manila, a 65 kilómetros de la isla donde se encuentra el pequeño volcán. Hasta la tarde del lunes no se habían reportado muertes, según Associated Press, pero se mantenía el estado de precaución ante temblores y tsunamis.