Corte Penal Internacional no podrá investigar muerte de Soleimani

El comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní fue dado de baja tras un ataque en Bagdad.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/01/16/corte-penal-internacional-no-podra-investigar-muerte-de-soleimani/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-16T21:46:46-03:00">enero 16, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-16T21:46:47-03:00">enero 16, 2020</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Washington.- Las intenciones de las autoridades iraníes de elevar a instancias internacionales la denuncia contra Estados Unidos y el mandatario Donald Trump por asesinar a quien fuera el comandante de la Fuerza Quds de los Guardianes de la Revolución iraní, Qasem Soleimani, pudieran verse frustradas.

Tal como expresó el portavoz del poder judicial iraní, Gholam Hossein Esmaili, el suceso sería presentado entre otros organismos, ante la Corte Penal Internacional. Sin embargo, esta no tendría jurisdicción ya que ni Irak, Irán o Estados Unidos forman parte del Estatuto, señalaron voceros de la CPI a Sputnik.

Hossein Esmaili se refirió recientemente a las declaraciones del presidente Donald Trump donde admite haber ordenado el ataque militar en Bagdad en el que el se dio de baja al general iraní considerado también el segundo hombre más poderoso del país, además del número dos de las Fuerzas de Movilización Popular, Abu  Mahdi Muhandis. “No hay duda de que la acción militar estadounidense fue un acto de terrorismo”, agregó a la prensa local.

El parlamento iraquí aprobó un proyecto no solo para la expulsión de las tropas estadounidenses y restricción del uso de espacio aéreo. También se ha referido a la formalización de una queja ante el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas contra el presidente Trump y sus actos de injerencia.

El Departamento de Estado manifestó su disposición a reducir el número de soldados en territorio iraquí en lugar de la retirada total de las tropas. El Secretario de Estado, Mike Pompeo, incluso se refirio a las conversaciones a puertas cerradas con funcionarios iraquíes y chiítas que se opondrían a la presencia de tropas estadounidenses en el país.