Irán usó dos misiles para derribar el avión ucraniano

El presidente iraní, Hasán Rohani, calificó el suceso como un "error doloroso".
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/01/20/iran-uso-dos-misiles-para-derribar-el-avion-ucraniano/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-20T22:34:18-03:00">enero 20, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-20T22:35:28-03:00">enero 20, 2020</time></a>

IRÁN, Teherán.- Fueron dos misiles TOR-M1 los utilizados por las fuerzas iraníes para derribar el avión Boeing 737 de Ukrainian Airlines el pasado 8 de enero, hecho en el que perdieron la vida 176 personas, la mayoría ciudadanos iraníes, además de canadienses, afganos y suecos que partían desde Teherán hacia la capital ucraniana.

La nueva versión ha sido revelada por el comité especial de la Organización de Aviación Civil iraní que encabeza la investigación en la que también participan expertos de los países vinculados a la tragedia, menos Afganistán que, de acuerdo con el reciente informe, aún no ha designado representantes para la indagación.

Tras conocerse del suceso, la autoridades iraníes manejaron la hipótesis de un accidente en la que insistieron durante al menos una semana. Fue el general Amir Ali Hajizadeh, comandante de la Fuerza Aeroespacial del Cuerpo de la Guardia Revolucionaria, quien finalmente admitió el ataque motivado a una “confusión” en medio de los recientes ataques en el Medio Oriente.

El presidente iraní, Hasán Rohami, calificó el hecho como un “error doloroso” y prometió a su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, toda la colaboración posible hasta el final de la investigación y presentar ante la justicia a los responsables. Canadá ha sido más contundente y recientemente presionó por prontas respuestas para los familiares de las víctimas así como su compensación.

Hassan Ridhaiy Far, a cargo de la investigación de accidentes aéreos en Irán, desmintió el envío de las cajas negras del Boeing 737 a otro país para su análisis, tal como refirieron varios medios, insistiendo en que las mismas permanecen aún en territorio iraní. Solo en caso de ameritar su traslado para la investigación considerarían enviarlas a Urvania o Francia, pero es una opción que ni siquiera ha sido decidida.