España guarda silencio sobre su mediación en la crisis venezolana

Fuente:EFE

Nicolás Maduro propuso la creación de un grupo de países "amigos" para un nuevo proceso de diálogo.
<a href="https://elintranews.com/mundo/2020/02/15/espana-guarda-silencio-sobre-su-mediacion-en-la-crisis-venezolana/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-15T00:24:56-03:00">febrero 15, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-15T01:19:36-03:00">febrero 15, 2020</time></a>

ESPAÑA, Madrid.- El gobierno de Pedro Sánchez guarda silencio tras la solicitud del líder oficialista, Nicolás Maduro, para la creación de un grupo de países que medie en un nuevo proceso de diálogo con la oposición. De acuerdo con el dirigente en Miraflores, esto facilitará los próximos comicios parlamentarios de la agenda chavista.

Desde Madrid se saludó la propuesta, y se dará la bienvenida siempre que sea “sincera”, insistieron fuentes gubernamentales a Europa Press. “España siempre ha defendido los consensos y el diálogo entre venezolanos para encontrar una salida democrática a la situación de Venezuela”, según indicaron.

Sin embargo aún se espera una declaración final del ministerio de Relaciones Exteriores que ha mantenido reservas tras la declaración de Nicolás Maduro. Esto ocurre en medio de la polémica visita de la oficialista Delcy Rodríguez y de la reunión que sostuvo con el el ministro de Transportes, José Luis Ábalos.

El funcionario español, sin embargo, desmintió un encuentro formal con la funcionaria con quien solo conversó 20 minutos en el aeropuerto de Barajas. “No he hecho nada malo”, insistió Ábalos al desestimar una renuncia a su cargo tras los señalamientos de líderes y partidos opositores.

La controversia también se extiende al jefe de gobierno, Pedro Sánchez, quien declinó de recibir a Juan Guaidó en su reciente visita a Madrid. Aunque el dirigente argumentó cuestiones de agenda, partidos españoles aseguraron que otros líderes del mundo recibieron al líder venezolano, pese a su poco tiempo disponible, entre estos el primer ministro Boris Johnson y el presidente Donald Trump.