Bachelet: Naciones deben reconstruir las sociedades a través de la justicia

Bachelet dijo que las protestas masivas observadas últimamente en todo el mundo han puesto de manifiesto el poder de las demandas de igualdad.

Durante el primer debate del Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) sobre la justicia transicional en las situaciones de conflicto o post conflicto, la Alta Comisionada para los Derechos Humanos, Michelle Bachelet, aseguró que que construir la paz y reconstruir las sociedades requiere que se haga justicia y se recupere la confianza en las instituciones.

“Sabemos que la paz no surge automáticamente cuando las armas se silencian y las atrocidades cesan. Para poder reconstruir las vidas sin temor a que se repitan y para que la sociedad avance, se debe reconocer el sufrimiento, restaurar la confianza en las instituciones del Estado y hacer justicia”, expresó Bachelet.

La vocera de la Organización afirmó que, aunque se ignore y se niegue el clamor por obtener justicia no desaparece. En ese sentido citó como ejemplo a Sudán, señalando que el reciente derrocamiento popular del Gobierno fue impulsado en gran parte por la sed generalizada de justicia, gestada durante décadas de impunidad y violación sistemática de los derechos humanos.

Añadió que las protestas masivas observadas últimamente en todo el mundo han puesto de manifiesto el poder de las demandas de igualdad, justicia social, justicia climática y derechos fundamentales. Según publicó la ONU a través de su página web oficial.

Bachelet sobre Latinoamérica

Por otra parte, Bachelet resaltó que su experiencia en Chile la convenció de que “los procesos de justicia transicional gestionados por el país afectado y enfocados en las necesidades y opciones informadas de las víctimas pueden empoderar y transformar las sociedades y contribuir a una paz justa y duradera”.

Se refirió, además, al aporte positivo de las iniciativas de búsqueda de la verdad en los procesos de justicia transicional durante los últimos 30 años. En ese aspecto mencionó el caso de Guatemala y su informe “Memoria del silencio”, publicado en 1999, convertido en un registro con autoridad moral de todas las violaciones de derechos humanos cometidas en los años de conflicto que dio voz a las víctimas y fue clave para reconocer sus derechos.

“Esos procesos han facultado a las víctimas, en particular a las mujeres, a las comunidades indígenas y a las minorías que habían sido marginadas”, apuntó Bachelet. Mientras que, en relación con Colombia, dijo que en la actualidad su Oficina apoya al Sistema de Verdad, Justicia, Reparación y no Repetición para cumplir con la Ley de Víctimas que, entre otras medidas, incluye el desmantelamiento de las estructuras económicas y políticas que respaldaban a los grupos armados y se beneficiaban de ellos.

Compartir en: