Médicos piden "el fin de la tortura" contra Julian Assange

Los expertos sostienen que el activista sueco "se está muriendo en la prisión".

GRAN BRETAÑA, Londres-. Más de un centenar de médicos de todo el mundo publicó una carta en la que pide “que cese la tortura” contra el activista Julian Assange. Los expertos sostienen que de persistir esta situación, el australiano podría “morir en la cárcel“. Desde mediados de 2019, el fundador de Wikileaks se encuentra en la prisión británica de máxima seguridad de Belmarsh.

“Signos de tortura psicológica”

El texto lleva la firma de 117 especialistas en total, pertenecientes a 18 países. Allí, acusan a las autoridades de haber “ignorado constantemente” las advertencias que se hacen sobre la salud de Julian Assange. Asimismo, indican que el relator especial de la ONU para la Tortura, Nils Melzer manifestó que el sueco presentaba “signos de tortura psicológica”.

“No se puede permitir que la política se mezcle con el derecho a la salud y la práctica de la medicina”, cuestionan los firmantes. En ese sentido, instaron a otros facultativos a “no quedarse callados del lado equivocado de la tortura y de la historia”. Para los médicos, si Assange efectivamente fallece en Belmarsh, “habrá sido torturado hasta su muerte”.

En la carta, los firmantes expresaron además su “condena profesional” hacia una serie de actos. Entre ellos, mencionaron “la negación de su derecho fundamental a una atención médica adecuada y las violaciones al derecho a la confidencialidad médico-paciente. Ante esta situación, los 117 médicos piden al gobierno británico que garantice que Assange “pueda acceder a la mejor atención médica disponible antes de que sea demasiado tarde”.

Mes clave para la extradición

Mientras tanto, como adelantó El Intransigente América meses atrás, el próximo 25 de febrero la Justicia británica comenzará a analizar si corresponde o no aceptar el pedido de extradición efectuado por Estados Unidos. En el país norteamericano, el australiano enfrenta acusaciones por 18 cargos. La defensa de Assange, quien divulgó cables secretos de la diplomacia estadounidense, se resiste a ello.

Compartir en: