Rusia prohíbe entrada de chinos por temor a contagios

Se conoció que Rusia además suspendió la mayoría del tráfico aéreo de China y el transporte ferroviario a China y Corea del Norte.

Moscú, Rusia.- Los ciudadanos chinos tendrán prohibida la entrada a Rusia, temporalmente, como medida preventiva para evitar que se expanda el brote de coronavirus en la nación. Así lo anunció el gobierno ruso este martes, al tiempo que indicó que la medida entraría en vigencia a la medianoche hora de Moscú (2100 GMT).

El primer ministro Mikhail Mishustin, quien firmó el decreto, dijo que la prohibición se hace necesaria debido a “la difícil situación epidemiológica” en China. Vale resaltar que hasta ahora en Rusia hay sólo tres casos confirmados de la enfermedad COVID-19, según publicó la agencia de noticias AP.

Se trató de dos ciudadanos chinos que fueron atendidos y dados de alta, y un ciudadano ruso que contrajo la enfermedad a bordo del crucero Diamond Princess, ahora en cuarentena en Japón. Aun así, las autoridades rusas han tomado fuertes medidas para evitar el contagio, incluyendo la hospitalización preventiva de gente que regresó de China.

Asimismo, se conoció que Rusia además suspendió la mayoría del tráfico aéreo de China y el transporte ferroviario a China y Corea del Norte; además, cerró su frontera terrestre con China y Mongolia. También suspendió la emisión de permisos de trabajo a ciudadanos del país asiático y pidió que quienes estaban estudiando en Rusia no regresen sino después del 1 de marzo.

En Alemania

Entre tanto, Alemania realizó un segundo envío de ayuda médica a China para ayudar a la potencia asiática a combatir la epidemia que ha infectado a más de 73.000 personas. El ministro de Relaciones Exteriores, Heiko Maas, señaló el martes que el gobierno alemán enviaría 8,7 toneladas de suministros por valor de 162.000 dólares, incluidos equipos de protección y desinfectantes.

“Alemania está firmemente del lado de China en la batalla contra el coronavirus y trabaja de manera cercana y confiable con los funcionarios chinos”, expresó Maas. “Tenemos el máximo respeto por los esfuerzos que China ya ha emprendido”, agregó.

El virus, que se originó en el centro de China en diciembre, ha matado a 1.868 pacientes en China continental y otros cinco países. La Organización Mundial de la Salud ha denominado a la enfermedad COVID-19. Además, Pekín ordenó un estricto bloqueo a más de 60 millones de personas en la provincia central de Hubei.

Compartir en: