Gobierno chino prometió localizar a todos los enfermos del coronavirus

Los nuevos casos de la enfermedad siguieron bajando en la China continental, con 1.749 infecciones más y 136 muertes.

Beijing, China.- El gobierno de China continuó, este miércoles, las labores para localizar a las personas contagiadas con el nuevo coronavirus, en las zonas afectadas por el brote. De esta manera, se pudieron observar inspectores con trajes de protección que iban puerta a puerta en el epicentro del brote vírico.

Wuhan, la ciudad más golpeada por la epidemia y donde se detectó por primera vez la nueva variedad del virus, tuvo su último día de la operación para identificar a cualquier persona con síntomas que no estuviera contabilizada por el gobierno. “Esto debe tomarse en serio”, expresó Wang Zhonglin, el recién nombrado secretario local del Partido Comunista.

“No hay nada más importante que la vida humana”, indicó Wang según publicó el gobierno de Hubei, la provincia donde se encuentra Wuhan. “Si se encuentra un solo caso nuevo (después del miércoles), los líderes de distrito rendirán cuentas”, añadió. “Si las frases no se movilizan, es imposible ganar una guerra del pueblo”, finalizó el funcionario.

Epicentro del coronavirus

Vale resaltar que los nuevos casos de la enfermedad siguieron bajando en la China continental, con 1.749 infecciones más y 136 muertes. Pero, a pesar de que la expansión del coronavirus ha perdido velocidad, la situación sigue siendo grave en Hubei, reseñó la agencia de noticias Reuters.

En dicha región, los contagios suponen más de un 80% de los 74.185 en todo el país, y ha sufrido el 95% de las 2.004 muertes por el virus, de cuerdo con datos de la Comisión Nacional de Salud china. Más de 60 millones de personas en Hubei están aisladas desde el feriado del Año Nuevo Lunar el mes pasado, que suele ser el momento de más viajes en el país.

Por su parte, las autoridades cancelaron prácticamente todos los transportes y la circulación de personas, salvo los traslados relacionados con los esfuerzos de cuarentena, atención médica y entregas de alimentos y productos básicos. En algunos lugares se impusieron medidas de “guerra” y se prohibió a los vecinos abandonar sus viviendas.

Entre tanto, muchos países han instaurado controles de frontera y las aerolíneas han cancelado vuelos a y desde territorio chino para impedir una mayor expansión de la afección, detectada en unas dos docenas de países con unos 1.000 casos confirmados fuera de la China continental. Han muerto cinco personas fuera del país, en Hong Kong, Taiwán, Japón, Filipinas y Francia.

Compartir en: