Un médico y cientos de presos, nuevas víctimas del coronavirus

El total de casos en China continental se elevó a 74.685, con 2,236 fallecidos, luego de reportarse otros 118 muertes hasta el jueves.

CHINA, Beijing.- Un médico de 29 años de edad, en la provincia de Wuhan se convirtió en la última víctima del coronavirus en China. Del mismo modo, las autoridades de ese país informaron del surgimiento de la infecciones en las cárceles de tres provincias, así como grupos en Beijing.

Las autoridades sanitarias de Wuhan confirmaron que Peng Yinhua, que trabajaba en cuidados respiratorios en el First People’s Hospital, del distrito de Jiangxia, había contraído la infección. Peng, quien había aparecido en los medios estatales por retrasar su boda para continuar trabajando, ingresó en el hospital el 25 de enero.

Su condición empeoró dramáticamente el 30 de enero, cuando fue enviado al hospital Jinyintan en Wuhan para recibir tratamiento de emergencia. Murió el jueves 20 de febrero, a las 9.50 de la noche, según se pudo conocer mediante un comunicado de su hospital.

Su muerte se produjo cuando China informó del aumento en los nuevos casos de coronavirus, con 1.109 nuevas infecciones confirmadas, en comparación con 394 el día anterior, lo que eleva el número total de casos en China continental a 74.685. El número de muertos por el coronavirus ha alcanzado los 2.236, con 118 nuevas muertes hasta el final del jueves.

Contagio en la prisión

El viernes 21 de febrero se pudo conocer que han surgido más de 500 casos confirmados en las cárceles de China. La provincia de Hubei revisó su número de casos recientemente confirmados para agregar 220 infecciones del sistema penitenciario de la provincia.

Las autoridades no dijeron cuándo tuvieron lugar esas infecciones, pero dijeron que se había diagnosticado un total de 271 casos, de los cuales 51 ya habían sido contados. De ellos, 230 estaban en la prisión de mujeres de Wuhan. Después de conocerse la noticia, el jefe de la prisión de mujeres fue despedido.

Entre tanto, en la prisión de Rencheng, en la provincia oriental de Shandong, se supo que 200 prisioneros y siete guardias dieron positivo por el coronavirus, después de que las infecciones entre los oficiales correccionales se detectaron por primera vez la semana pasada.

Compartir en: