La OMS realiza una nueva advertencia sobre el coronavirus

La enfermedad presentó nuevos brotes en China y se extiende en la vecina Corea del Sur.

SUIZA, Ginebra-. La Organización Mundial de la Salud (OMS) realizó este viernes 21 de febrero una nueva advertencia en relación al brote de coronavirus. Su presidente, Tedros Adhanom Ghebreyesus, señaló que es el momento de “atacar fuerte” la epidemia. Para el experto, de no hacerlo, “podríamos estar ante un grave problema”.

“Enemigo público número uno”

“Es el momento de los hechos y no de los temores, así como de la ciencia y no de los rumores”, expresó el etíope. En una nueva conferencia de prensa, el titular de la OMS recordó que el COVID-19 “es un virus muy peligroso”. “Debería ser tratado como el enemigo público número uno, y ello no sucede”, expresó Ghebreyesus, cuestionando las políticas al respecto de algunos países.

Para el experto, pese a que hay varias zonas del planeta sin infectados y otras llevan bastante tiempo sin registrar casos, “estamos todos juntos en este tema”, por lo que bien vale la advertencia general. Según la última actualización estadística, ya hay más de 2.200 muertos por la epidemia. China contabiliza además 75 mil casos, mientras que en el resto del mundo los enfermos registrados ya superó el millar.

La situación en China

Por su parte, las buenas noticias que había dejado la jornada anterior, no se prolongaron. Como había informado El Intransigente América, China había logrado la tasa de contagio diario más baja en casi un mes, lo que había generado expectativa de estar ante el comienzo del descenso en la propagación del virus. No obstante, la misma volvió a crecer, alcanzando los 889 casos.

Por añadidura, la situación comienza a ser cada vez más preocupante en los países vecinos de China. Corea del Sur superó la barrera de los 200 infectados, los cuales crecieron considerablemente en esta semana. Irán, que viene de tener su primer fallecido, sumó otros tres. Al mismo tiempo, Japón dio a conocer la muerte de dos pasajeros del crucero Diamond Princess, portadores de la enfermedad.

Compartir en: