Coronavirus se convierte en una amenaza para la economía mundial

Los mercados de la bolsa cayeron bruscamente el miércoles ante temores de que el virus genere interrupciones en los flujos comerciales.

Fráncfort, Alemania.- Expertos consideraron recientemente que el brote del nuevo coronavirus representa una inminente amenaza contra la economía internacional; justamente cuando el mercado comenzaba a recuperarse de la guerra comercial entre China y Estados Unidos.

En distintas regiones del mundo, los mercados de la bolsa cayeron bruscamente el miércoles ante temores de que el virus genere interrupciones en los flujos comerciales. En Estados Unidos, el promedio industrial Dow Jones descendió más de 900 puntos, mientras el índice paneuropeo Stoxx 600 perdió 3,6%.

La preocupación va en aumento sobre todo en Europa, donde las tres principales economías ya estaban al borde de la recesión, particularmente Alemania. China, el epicentro de la crisis, es uno de los mayores mercados para los automóviles alemanes y de allí salen muchos componentes para las fábricas alemanas.

Apenas se estaba notando una leve estabilidad en la economía mundial luego de ser golpeada por el conflicto comercial entre Pekín y Washington; y después de los temores de una caótica salida de Gran Bretaña de la Unión Europea. Los gobiernos chino y estadounidense lograron un acuerdo preliminar; y Gran Bretaña comenzó un período de transición hacia la separación del bloque cuando apareció el coronavirus.

Futuro de la economía

Ahora, según estima el director de la firma de análisis económico Oxford Economics, Ben May, el comercio global podría sufrir su primera contracción trimestral desde la crisis económica global de hace más de una década. Publicó la agencia de noticias AP, a través de su página web.

Asimismo, los analistas destacaron que desde ya están siendo afectados lugares usualmente visitados por chinos, ya sea por negocios o por placer, lo que permite pronosticar que la crisis se acentuará especialmente en Asia, como en Singapur y Hong Kong.

Por su parte, Erik Nielsen, economista de UniCredit, señaló que si bien un estímulo fiscal o monetario puede incentivar la demanda, el coronavirus está afectando a la oferta y eso no es tan fácil de afectar por vía de medidas monetarias. “Pongámoslo de esta manera: China al parecer ha cerrado 70.000 salas de cine debido al virus. Eso es cortar la oferta, y no hay ninguna medida del banco central que haga que la gente compre más boletos”, explicó.

Compartir en: