Bachelet observa un retroceso en la consecución de los derechos de la mujer

Michelle Bachelet recordó las mujeres tienen las mismas garantías fundamentales que los hombres.

Ginebra, Suiza.- La Alta Comisionada de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos, Michele Bachelet, manifestó su preocupación por lo que consideró un retroceso en el respeto y obtención de los derechos de las mujeres; a pesar de los logros obtenidos en la Conferencia de la Mujer de Beijing, hace 25 años.

Bachelet manifestó que el riesgo de una regresión es real y recordó que los derechos de la mujer no son privilegios especiales, sino simplemente que ellas tienen las mismas garantías fundamentales que los hombres. Así lo publicó la Organización de las Naciones Unidas (ONU) a través de su página web.

“Estamos viendo los derechos de las mujeres siendo atacados desde muchos frentes”, afirmó en medio de un evento celebrado en Ginebra para conmemorar los 25 años de la Conferencia de la Mujer en China. “Hace veinticinco años, el grito de guerra: ¡los derechos de las mujeres son derechos humanos! condujo al hito transformacional que estamos aquí para conmemorar”, añadió.

Logros para la Mujer

“Fue un recordatorio de que las mujeres no solicitaban ningún derecho especial. No estaban pidiendo concesiones, privilegios o derechos. Lo que querían de la comunidad internacional era el reconocimiento de que, como seres humanos, las mujeres tienen exactamente los mismos derechos que los hombres”, recordó la vocera de la ONU.

Asimismo, destacó que en esa oportunidad “pidieron el fin de la discriminación de género generalizada y centenaria que les impedía disfrutar de estos derechos humanos en pie de igualdad. Hace veinticinco años, su clamor fue escuchado y respondido”. Este año, la funcionaria pidió seguir trabajando para avanzar en esa área.

Bachelet, quien fuera directora ejecutiva de ONU Mujeres, recordó que antes de la Declaración de Beijing, la discriminación era ampliamente tolerada, la violencia de género se consideraba un asunto privado que debía tratarse dentro de la familia; y bajo la presunción de que, como madres y esposas, las niñas no requerirían educación formal, fueron excluidas de las aulas.

En aquel momento, la Declaración de la Conferencia reconoció la diversidad de las mujeres y la necesidad de abordar múltiples formas de discriminación. Afirmó que su elección sobre sus cuerpos era una cuestión de derechos humanos y una piedra angular del desarrollo. Y destacó la importancia de defender los derechos humanos de las mujeres a lo largo de su ciclo de vida.

Compartir en: