Celebran una reunión clave para el futuro el acuerdo con Irán

Las potencias se encuentran para definir una postura común que evite la ruptura formal del pacto de 2015.

AUSTRIA, Viena-. Parte del futuro del acuerdo nuclear de Irán quedará definido luego de este 26 de febrero. En Viena, Austria, las cinco potencias firmantes y el gobierno persa realizan una reunión clave en la que buscan definir una postura común. El objetivo es evitar la ruptura formal del pacto, aunque en los hechos, Teherán ya no respeta las cláusulas acordadas en 2015.

Representantes de 6 países firmantes

A la cita asisten representantes de Gran Bretaña, Francia, Alemania, Rusia, Irán y China. Se trata del primer encuentro desde que se abrió el proceso previsto por el propio “Plan de Acción Global Común” al detectarse incumplimientos por parte de Irán. De no lograr consenso, podrían reestablecerse todas las sanciones dispuestas por el Consejo de Seguridad contra Irán.

En las declaraciones previas, los asistentes de las potencias firmantes del acuerdo expresaron su esperanza de que la cita fije un plan de acción. “Tenemos la oportunidad de detener la escalada antes de que sea demasiado tarde”, expresó el canciller de Rusia, Serguéi Lavrov. Por su parte, Irán está representado en la reunión por Abbas Araghchi, alto responsable del Ministerio de Exteriores del país.

“No es irreversible”

Si bien el gobierno de Hassan Rouhaní ha dispuesto en los últimos meses medidas prohibidas por el acuerdo, el resto de los países confía en que “no es irreversible” la ruptura. Entre los signos que hacen mantener el optimismo está que Irán haya prometido mantener la cooperación con la Agencia Internacional de Energía Atómica (OIEA). Así, autorizó a sus inspectores a tener acceso a sus instalaciones nucleares.

Recientemente, luego de la última escalada con Estados Unidos, Irán se mostró propenso a “suspender algunas o todas las medidas” tomadas contrarias a la desnuclearización. A cambio, exigió “ventajas económicas significativas” por parte de los firmantes. La intención es que las mismas se contrapongan a las cada vez mayores sanciones impuestas por Washington.

Compartir en: