Suiza crea un fondo para acercar ayuda humanitaria a Irán

El gobierno estadounidense dio su aval al proyecto suizo para que no vulnere las sanciones impuestas por Washington.

SUIZA, Ginebra-. El gobierno de Suiza dispuso la creación de un fondo oficial para prestar ayuda humanitaria a los habitantes de Irán. El mismo tiene el objetivo de acercar productos a los iraníes, afectados por las sanciones impuestas por Estados Unidos a su economía. Washington, sin embargo, dio su aval al proyecto y autorizará excepcionalmente a los bancos de participar sin ser sancionados.

El proyecto suizo

El gobierno suizo prometió que el dinero recaudado será destinado a empresas de su país “de los sectores alimentario, farmacéutico y médico”. A través de este sistema de pago, las compañías recibirán los fondos para poder entregar los productos de primera necesidad que precisan los iraníes. Se estima que más de 19 millones de personas viven en condiciones de pobreza en la nación asiática y precisan ayuda humanitaria.

El principal escollo que tuvo este proyecto fueron las sanciones estadounidenses contra Irán. Si bien técnicamente Washington no impedía a las firmas suizas comercializar con el país persa, en los hechos casi ninguna institución financiera quería enviar dinero hacia allí por temor a represalias. Por ello, el gobierno suizo negoció y consiguió una autorización de Estados Unidos.

La contrapartida exigida por EE.UU.

Con este aval expreso, los bancos podrán libremente realizar transacciones vinculadas a esta iniciativa. Como contrapartida, en tanto, Washington le pidió a las empresas que brinden a Ginebra “información detallada acerca de sus actividades y sus socios en Irán”. Suiza se comprometió a, una vez recogidos esos datos, enviárselos a Estados Unidos.

El proyecto tuvo ya su primer donante. Se trató de un laboratorio suizo que acercó medicamentos para pacientes que realizan un tratamiento contra el cáncer. También se donaron otros necesarios para los trasplantes de órganos. Mientras tanto, el gobierno de Irán busca alternativas para salir de la crisis económica que le significaron las sanciones estadounidenses. Al respecto, pidió un préstamo a Rusia por 5.000 millones de dólares.

Compartir en: