Coronavirus merma en China pero pone en alerta a EE.UU.

En la actualidad los focos de contagios de coronavirus en Oriente Medio, Europa y Corea del Sur contrastan con el optimismo en China, donde miles de pacientes recuperados regresaban a sus casas.

Beijing, China.- Mientras la epidemia por el nuevo coronavirus seguía expandiéndose este martes en todo el mundo, el gobierno italiano pidió la colaboración de doctores retirados, los surcoreanos se prepararon para destinar miles de millones de dólares a la lucha contra la enfermedad y los iraníes realizaron acopio de suministros médicos.

En la actualidad los focos de contagios en Oriente Medio, Europa y Corea del Sur contrastan con el optimismo en China, donde miles de pacientes recuperados regresaban a sus casas. Mientras tanto, un creciente brote en Estados Unidos llevó a las escuelas y transportes a realizar tareas de desinfección.

Además, el gobierno estadounidense presionó para la búsqueda de una vacuna, en momento en que aumentan los temores por la vulnerabilidad de los internos en residencias de ancianos. Así lo reseñó la agencia de noticas AP a través de su página en internet.

“Hemos avanzado a un nuevo escenario en la lucha”, indicó Dow Constantine, máximo responsable político del condado de King, Washington. Como se recordará, los seis fallecidos por COVID-19 en Estados Unidos estuvieron en el estado de Washington. En ese sentido, Constantine comunicó que su condado estaba comprando un hotel para convertirlo en hospital para pacientes aislados.

Nuevos focos

Entre tanto, el presidente de la Organización Mundial de la Salud (OMS), Tedros Adhanom Ghebreyesus, resaltó que los brotes en Corea del Sur, Italia, Irán y Japón representan su mayor preocupación en la actualidad. El virus tiene una capacidad única de transmisión comunitaria, pero podría ser contenido con las medidas adecuadas, agregó.

Esta semana Corea del Sur contabilizó su mayor incremento de contagios diarios, con 851 nuevos pacientes, en su mayoría dentro y en los alrededores de la ciudad suroriental de Daegu, donde hay un brote infeccioso relacionado con una iglesia local. En total, 5.186 personas dieron positivo por COVID-19 en todo el país.

Mientras que, en la capital, Seúl, se pusieron en funcionamiento centros en los que la población puede someterse a las pruebas del coronavirus sin salir del auto. Allí, los trabajadores, vestidos con trajes de protección blancos de pies a cabeza, se inclinaban sobre los vehículos con hisopos bucales, una medida que busca limitar el contacto con posibles portadores de la enfermedad.

Compartir en: