Crecen los casos en Irán, pero el ayatollah dice que "no es grave"

Alí Jameneí sostuvo que la epidemia "durará un tiempo", pero ya hay 2.336 casos confirmados.

IRÁN, Teherán-. El gobierno de Irán intentó llamar a la calma y relativizar la amenaza del coronavirus. Sin embargo, los casos no dejan de aumentar y lo consolidan como la segunda nación con más muertes en el mundo. Al mismo tiempo, persisten los rumores acerca de las cifras reales de la enfermedad, que se teme que sea mucho mayor a la reconocida.

“La calamidad no es tan grande”

“Esta calamidad no es tan grande, e incluso hemos tenido otras superiores en el pasado”, afirmó el ayatollah Alí Jameneí. Asimismo, el líder supremo pidió “no subestimar este asunto, pero tampoco sobreestimarlo”. En el mismo sentido, el máximo líder de la Revolución Islámica aseguró que “esta situación afectará a nuestro país durante un tiempo, y luego habrá terminado”.

En su discurso, Jameneí aseguró que el gobierno informa con veracidad la situación. “Nuestros funcionarios han mantenido al público al día con honestidad y transparencia desde el primer día”, aseguró. En ese aspecto, destacó que “en otros países, se han estado ocultando casos”. En tono religioso, el ayatollah pidió además a la población que “rece”, porque “la oración puede solucionar muchos problemas”.

“Todo aquello que sea de ayuda a la salud pública e impida la expansión de la enfermedad es bueno”, indicó el líder supremo persa. Pese al optimismo de Jameneí, la situación es cada vez más compleja en Irán. El congresista Abdolreza Mesri aseguró ante la TV oficial que “al menos 23 colegas” del Parlamento “están contagiados del COVID-19”.

El coronavirus en Irán

Según el último reporte oficial, 2.336 personas se encuentran infectadas del coronavirus, menos de la mitad de Corea del Sur y con una cifra levemente superior a la de Italia. Sin embargo, en Irán es muy importante la cantidad de fallecidos. Hasta el momento, se contabilizan 77 muertos, lo que lo convierte en el segundo país con más víctimas luego de China.

Compartir en: