Dio negativo: el papa Francisco no tiene coronavirus

El líder de la Iglesia Católica presenta un cuadro gripal hace varias jornadas y debió cancelar su agenda durante tres días seguidos.

EL VATICANO, Ciudad del Vaticano-. El Vaticano decidió este martes 3 de marzo acabar con todos los rumores respecto a la salud del papa Francisco. Así, según informó el diario “Il Messagero” basándose en fuentes de la Curia, el estudio al que fue sometido el líder de la Iglesia Católica dio negativo. Es decir, quedó descartado que el cuadro gripal persistente que presenta sea producto del coronavirus.

Agenda suspendida por primera vez

La salud del Papa había despertado todo tipo de teorías. Por primera vez en sus casi siete años de papado, Francisco había suspendido por completo su agenda entre el 27 y 29 de febrero pasados. En la víspera, se había mostrado en público tosiendo y limpiándose sus fosas nasales con un pañuelo, en claros síntomas de un resfrío. No obstante, había realizado el tradicional besamanos, no recomendado en estas situaciones.

La incertidumbre siguió, por su parte, el pasado 1 de marzo. Si bien realizó el tradicional Angelus desde la Plaza San Pedro, comunicó que no participaría del retiro organizado durante el comienzo del tiempo de Cuaresma. Esta decisión es inédita, ya que cada año el líder católico lo realizaba para esa fecha. Ahora, si bien se informó de este negativo de coronavirus, aún no se dio el alta médica a Francisco.

El coronavirus en Italia

Mientras tanto, el brote del COVID-19 sigue afectando de sobremanera a Italia. Según el último reporte hay ya 2.036 infectados, y se han confirmado 52 muertos. El gobierno de Giuseppe Conte dispuso restricciones para evitar una mayor propagación. El área más afectada fue Lombardía, al norte del país. Allí, se suspendieron las clases y se prohibió todo tipo de actividad cultural o deportiva masiva.

Pese a estar a más de 500 kilómetros, el pánico por el coronavirus también se vive en Roma y en El Vaticano. En el Estado Papal es visible la merma en la cantidad de turistas. En los últimos días, no fueron necesarias las tradicionales filas para ingresar a la Basílica de San Pedro o los Museos Vaticanos.

Compartir en: