Ataque en un acto en Afganistán deja 27 muertos

Es el primer episodio de este tipo luego de la firma del acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes.

AFGANISTÁN, Kabul-. Seis días después de la firma del histórico acuerdo, volvieron la sangre y el terror a Afganistán. Al menos 27 personas murieron y otras tantas resultaron heridas luego de un ataque terrorista durante un acto político en la capital Kabul. El hecho es el primero de esta envergadura luego del pacto en el que los talibanes prometían dialogar hacia un alto el fuego.

El vocero del ministerio, Nasrat Rahimi, estimó la cantidad de heridos en cerca de una treintena. Además, afirmó que entre los fallecidos hay niños. El funcionario destacó también que los disparos mortales se efectuaron desde una obra en construcción cercana. Los talibanes descartaron por completo haber sido los responsables del ataque, hasta ahora no adjudicado.

Durante un acto político

El atentado ocurrió cuando se celebraba un acto político para homenajear a Abdul Ali Mazari. Este dirigente pertenece a los hazaros, que tienen en la mayoría de sus integrantes a personas con fe chiíta, mientras en Afganistán dominan los sunnitas. Por ello, el principal móvil es el religioso. En el lugar estaba presente el jefe del ejecutivo del país Abdulá Abdulá, aspirante a convertirse en presidente en la reciente elección.

El mitín en homenaje a Ali Mazari ya había tenido su episodio negro en 2019. Allí, a través de un mortero, un grupo de terroristas disparó contra la multitud, dejando once personas sin vida. Aquel atentado había sido reivindicado por Estado Islámico.

El complejo escenario post acuerdo

Este nuevo ataque en territorio de Afganistán altera la relativa calma que mostraba Kabul luego de la firma del histórico acuerdo entre Estados Unidos y los talibanes. En el mismo, Estados Unidos se había comprometido a retirar paulatinamente las tropas y los talibanes habían dado su palabra de sentarse a negociar con el gobierno. Sin embargo, este atentado y otros disparos previos contra efectivos policiales muestran lo complejo que será que los extremistas accedan.

Compartir en: