La mitad de los alumnos del mundo está sin clases por el coronavirus

UNESCO precisó que 850 millones de niños y adolescentes no puede ir a la escuela por las medidas para mitigar la pandemia.

Ginebra, SUIZA-. Los ojos de todo el planeta están hace varias semanas puestos en enfrentar la pandemia de coronavirus. Sin embargo, las drásticas medidas tomadas por los gobiernos al respecto tienen inevitables consecuencias sociales. La UNESCO advirtió que, debido a la situación sanitaria global, la mitad de los alumnos del mundo está actualmente sin concurrir a las clases.

102 países sin el dictado de clases

La institución de la ONU dedicada a la Educación y la Cultura precisó que 102 países han dispuesto la suspensión de su sistema educativo, mientras que en otras 11 naciones hay distritos que tomaron la misma decisión, aunque la medida no tenga alcance nacional. Por este motivo, UNESCO estimó que son cerca de 850 millones los niños y adolescentes que no pueden ir a escuela por estar cerrada.

En un documento, la institución precisó que se trata de “un desafío sin precedentes para el sector de la educación”. “Los países deben garantizar que el aprendizaje no sea interrumpido y a la vez se brinde de manera equitativa”, enfatizó la UNESCO. Días atrás, había advertido que la decisión de más de un centenar de países de suspender las clases generaría un aumento en la desigualdad educativa.

“Funciones irremplazables de las escuelas”

“Las escuelas prestan una tarea social referida a la función igualadora. Al cerrarse, la misma no se puede reemplazar, y las familias con más dificultades económicas se ven más perjudicadas ante esta situación”, sostuvo UNESCO. Otra de las actividades que cuando las instituciones educativas no abren contribuyen a aumentar la desigualdad es la ausencia de entrega de comida gratuita.

Aún así, la directora de la organización dependiente de la ONU, Audrey Azoulay, destacó que esta crisis sanitaria “puede convertirse en una oportunidad para repensar la educación”. “Podemos estar ante el momento propicio para que se amplíe el aprendizaje a distancia y lograr que los sistemas educativos sean más resistentes, abiertos e innovadores”, dijo la francesa.

Compartir en: