El príncipe Carlos de Gran Bretaña tiene coronavirus

La Casa Real británica confirmó que el heredero al trono, de 71 años, dio positivo en la prueba de COVID-19.

LONDRES (Gran Bretaña)-. La corona británica quedó conmocionada luego de que se confirmara este miércoles 25 de marzo que el príncipe Carlos tiene coronavirus. La propia Casa Real comunicó la noticia, aunque destacó que el máximo heredero al trono, de 71 años, “tiene buena salud”. Desde la última semana, la reina Isabel II se encuentra recluida en el palacio de Windsor.

“El príncipe de Gales ha dado positivo de COVID-19“, indicó en un comunicado “Clarence House”, la residencia oficial de los príncipes británicos. El exmarido de Lady Di “ha mostrado algunos síntomas leves, pero permaneció trabajando en su hogar durante las últimas jornadas”, precisó la oficina real. Su actual esposa, Camila de Cornualles, dio negativo en la prueba de coronavirus.

Carlos tiene “algunos síntomas leves”

Asimismo, la Casa Real precisó que “no fue posible saber en qué lugar Carlos contrajo el virus“. “En las últimas semanas ha participado de un gran número de compromisos”, destacaron. Días atrás, se descubrió que uno de los asistentes de la reina es portador del COVID-19, pero el príncipe hace 13 días que no concurre al Palacio de Buckingham. Además, había tomado el recaudo de no estrechar la mano en los últimos actos públicos.

El heredero al trono británico tiene 71 años y está dentro del grupo de enfermos de coronavirus con mayor riesgo. Sin embargo, las mayores preocupaciones están sobre Isabel II y su marido, el duque de Edimburgo, debido a la avanzada edad que ambos tienen (93 y 98 años, respectivamente). Desde la semana pasada, la soberana suspendió sus actividades para prevenirse del contagio.

El coronavirus en Gran Bretaña

Carlos no es el primer miembro de la realeza europeo que contrae coronavirus. Hasta ahora, el paciente más famoso era el príncipe Alberto II de Mónaco, quien dio positivo hace siete días. En tanto, en Gran Bretaña ya se han registrado más de 8.000 casos y 423 muertos. El primer ministro Boris Johnson dispuso una cuarentena total en la isla, que comenzó a regir el 23 de marzo.

Compartir en: