China comienza a retirar restricciones en centro de pandemia del coronavirus

Se levantaron los retenes en puentes y autopistas para permitir el paso de autos y camiones por primera vez en dos meses.

BEIJING (China).- Este miércoles comenzaron a circular los trenes que transportan obreros a las fábricas de la provincia de Hubei, el centro de la epidemia de coronavirus en China. Después de dos meses de un duro confinamiento, el gobierno comenzó a eliminar los últimos controles que obligaban a decenas de millones de personas a que darse en casa.

De esta manera, se levantaron los retenes en puentes y autopistas para permitir el paso de autos y camiones por primera vez en dos meses. Mientras que los habitantes de Wuhan, la capital provincial donde inició el brote de coronavirus, podrán salir de la ciudad pero no de Hubei hasta el 8 de abril.

Asimismo, se informó que se levantaron las restricciones que impedían salir de otras ciudades en Hubei desde fines de febrero. Mientras Estados Unidos y los países de Europa y América aumentan sus restricciones, el gobernante Partido Comunista levanta las suyas para reactivar la economía luego de proclamar su victoria sobre el coronavirus.

Primeros movimientos

En la actualidad, la orden a las autoridades es impedir un nuevo pico de contagios cuando la gente regrese a trabajar en Hubei o migre a otras provincias. De esta manera se tomará la temperatura a los viajeros y se les obligará a usar apps en sus teléfonos que rastrean sus historias clínicas y sus viajes a zonas de riesgo.

Entre tanto, el Diario Popular, el periódico principal del Partido Comunista, difundió que un tren salió el martes por la noche de la ciudad de Huanggang, hasta entonces en confinamiento, con 1.133 obreros a sus fábricas en la provincia de Guangdong, el centro de las industrias exportadoras chinas en el sureste.

Se conoció, asimismo, que había médicos en el tren para controlar el estado de los pasajeros y no se preveían paradas antes de Guangzhou, la capital provincial, por precaución. Los autobuses esperaban a los trabajadores para llevarlos a las fábricas en Shenzhen y otras ciudades, reseñó la agencia de noticias AP en su sitio web.

Compartir en: