Coronavirus puede amenazar conservación de grandes simios según UNEP

El turismo alrededor de los chimpacés se ha convertido en una fuente importante de ingresos para los gobiernos y las comunidades.

Expertos de la Organización de las Naciones Unidas (ONU) advirtieron que la pandemia del coronavirus es un peligro potencial para la conservación de la especie de los grandes simios, puesto que podrían resultar infectados.

El coordinador del programa de las Naciones Unidas que dirige la Alianza para la Supervivencia de los Grandes Simios, Johannes Refisch, dijo por su parte que la prevención de enfermedades es crucial para la protección de estas especies y qué actualmente se están tomando medidas específicas para su resguardo.

“La posibilidad de infección es un riesgo de conservación. Todavía no sabemos si los grandes simios son susceptibles a este virus, pero sí sabemos que chimpancés silvestres fueron infectados con el coronavirus humano OC43 en Costa de Marfil, y que los grandes simios pueden infectarse con muchos otros patógenos respiratorios humanos”, dijo el científico.

Asimismo, el experto indicó que entre los humanos el SARS CoV-2 es altamente infeccioso y puede sobrevivir en el medio ambiente durante unos días. “Siendo este el caso, debemos suponer que los grandes simios son susceptibles y tenemos que evitar que se infecten”.

Limitar el contacto

Hoy en día, el turismo alrededor de los grandes simios se ha convertido en una fuente importante de ingresos para los gobiernos y las comunidades, y una proporción significativa de este dinero se reinvierte en la protección de especies en peligro de extinción. Sin embargo, esta cercanía puede convertirse en una amenaza para la conservación de las especies durante brotes de enfermedades infeccionas como el COVID-19.

La supervivencia de los grandes simios ya está amenazada por la pérdida de hábitat, la caza ilegal y otras enfermedades. El ébola, por ejemplo, una fiebre hemorrágica que afecta tanto a los humanos como a los grandes simios, ha llevado a tasas de mortalidad de hasta 95% en gorilas y los cálculos indican que algunas de esas poblaciones afectadas necesitarán más de 130 años para recuperarse”, dijo Refisch.

Entre tanto, el Grupo/Sección especialista en primates y el Grupo especialista en salud de la fauna silvestre de la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza publicaron una declaración conjunta en la cual recomendaron que “las visitas de grandes simios por parte de los humanos se reduzcan al mínimo necesario para garantizar el monitoreo de seguridad y salud” de los ejemplares.

Compartir en: