La economía de China cae por primera vez en 30 años

El coronavirus dejó una crisis sin precedentes en el país asiático, que anualmente crece hace 44 años.

BEIJING (China)-. La crisis económica producida por el coronavirus ya es una realidad en China. El país asiático experimentó en el primer trimestre de 2020 la primera recesión en 30 años. Desde que en 1990 se miden cada tres meses el Producto Interno Bruto (PIB), esta nación había registrado un crecimiento en cada uno de ellos.

Según la Oficina Nacional de Estadística china, el PIB se contrajo entre enero y marzo de 2020 un 6,8 % en relación al último trimestre del año pasado. Ese período por caso, había acabado con un crecimiento interanual del 6 %. Si bien el 2019 no había dejado los mejores indicadores por la guerra comercial con Estados Unidos, el desplome es muy profundo.

No hay antecedentes de una caída en el PIB chino desde el final de la era maoísta, en 1976. Las estadísticas oficiales miden cada tres meses la evolución de la economía del país, por lo que el coronavirus acabó con 120 trimestres consecutivos con indicadores positivos que arrastraba China desde que comenzaron los registros. De todos modos, la cifra fue menor a la que esperaban los economistas, la cual era superior al 8 %.

La provincia de Hubei, y otras tantas del oeste del país, estuvieron confinadas entre fines de enero y comienzos de abril. Esta situación afectó los números de todo el país. Las ventas cayeron en el primer bimestre del año un 20,5 por ciento, debido al casi nulo consumo. Por caso, una de la mayor marca de tecnología del planeta, Apple, mantuvo cerradas sus tiendas durante parte de ese período en todo China.

Las proyecciones de China para 2020

Si bien los registros dieron cuenta de un impacto profundo de la crisis, también hay otros indicios que generaron optimismo. La actividad industrial cayó en marzo 1,1 %. Durante enero y febrero, la merma había superado el 15 por ciento. Los expertos estiman que en el segundo trimestre comenzará la recuperación, y que China acabará 2020 con indicadores positivos, aunque mucho menores a los de los últimos años.

Compartir en: