Alemania comienza a probar con humanos la vacuna contra el coronavirus

La misma fue desarrollada por el laboratorio estadounidense Pfizer y el alemán Biontech.

BERLÍN (Alemania)-. Una nueva esperanza se abrió respecto a uno de los mayores dilemas que afecta hoy al planeta. En Alemania, las autoridades sanitarias reguladoras autorizaron a que comiencen a efectuarse los ensayos con seres humanos de la vacuna contra el coronavirus. Será recién la cuarta prueba que llega a esta instancia, mientras otros países siguen contrarreloj buscando el fármaco que logre aplacar al temido COVID-19.

La vacuna fue desarrollada por una sociedad entre el gran laboratorio estadounidense Pfizer y la empresa alemana Biontech. Para disponer la autorización de los primeros ensayos con voluntarios se llevó a cabo una “cuidadosa evaluación del riesgo y beneficio del fármaco”, precisó el Instituto Paul-Ehrlich. Este es el encargado de controlar las cuestiones sanitarias en Alemania. 

Desde allí destacaron que recién es la cuarta oportunidad en el mundo en la que se logra acceder a la parte de las pruebas, que supone una validación mayor a otros casos de la incipiente vacuna. Para esta primera etapa, habrá 200 seres humanos que aceptarán inocularse el medicamento desarrollado para analizar sus efectos. Los mismos estarán sanos, y tendrán entre 18 y 55 años de edad.

“La experimentación en el hombre es una etapa importante en el camino para la generación de vacunas seguras y eficaces contra este coronavirus”, destacó el instituto. La intención es aplicarla primero en el territorio alemán, uno de los más afectados por el COVID-19 (con 148 mil infectados) aunque con una bajísima letalidad (5100 decesos).

La búsqueda de la vacuna en otros países

En Rusia, Estados Unidos y China se están efectuando, en simultáneo, otras pruebas con personas. Lo mismo está previsto que ocurra en la Universidad de Oxford, en Gran Bretaña. Además, la Organización Mundial de la Salud estimó que otras 70 vacunas están aún en etapa de desarrollo. El COVID-19 lleva solo cinco meses circulando en el mundo, y menos de 4 meses de haber sido definido como un nuevo coronavirus.

Compartir en: