Xi Jinping ofrece al mundo las vacunas hechas en China para combatir el coronavirus

El presidente chino pidió mayor cooperación de las potencias

BEIJING (China)-. El presidente de China, Xi Jinping, manifestó que las vacunas que se están desarrollando en el Gigante Asiático contra el coronavirus estarán disponibles para el resto del mundo como un “bien público”. El mandatario manifestó que Beijing fue siempre “transparente” sobre la evolución del pandemia. Al momento, hay más de 4 millones 700 mil afectados en el mundo por el COVID-19, que se originó en China.

El presidente chino fue uno de los oradores en la asamblea Anual de la Organización Mundial de la Salud. Entre tantos temas pidió imparcialidad sobre la posible apertura de una investigación sobre la gestión de la crisis por parte de China (como piden Australia y Estados Unidos). “El trabajo se debe basar en la ciencia y la profesionalidad y debe estar dirigido por la OMS, siempre de forma objetiva e imparcial”, dijo.

A diferencia de Donald Trump, Xi Jinping alabó el trabajo de la Organización Mundial de la Salud, que se encuentra bajo el liderazgo del director general Tedros Adhanom: “Bajo su conducción, la OMS ha hecho una gran contribución a la hora de liderar y desarrollar una respuesta global frente al coronavirus. Su trabajo es aplaudido por la comunidad internacional”.

Pedido de Xi Jinping a las potencias

Xi Jinping exigió mayor cooperación de las potencias para combatir el coronavirus, una frase que va directo a la Casa Blanca. “Tarde o temprano la humanidad vencerá al coronavirus. La solidaridad y cooperación son las armas más poderosas para derrotar al virus”, recalcó.

A su vez, el primer mandatario prometió una asistencia valuada en 2.000 millones de dólares para los países más afectados en los próximos dos años, en especial a aquellos en vías de desarrollo, y aseguró que China instalará un depósito y hub de respuesta global. El objetivo de esa medida será garantizar la cadena de abastecimiento de los insumos de primera necesidad, con “corredores verdes”. 

Compartir en: