El PSG quiere a Vinicius en el traspaso de Neymar

ESPAÑA, Madrid.- El futuro de Neymar sigue siendo incierto. El Paris Saint Germain valoró al jugador en más de 200 millones, cifra que desde el Barcelona parece distante a dar por el brasileño, y desde el Santiago Bernabéu esperan que el conjunto francés baje la cantidad a una cifra que el Madrid considere apropiada para lanzarse por el fichaje del carioca. Sin embargo, el PSG tiene una especial petición al Real Madrid.

Según informa el diario AS, fuentes cercanas a la directiva del PSG le revelaron al medio español que cuando el conjunto de la capital francesa llamó al Real Madrid para ofrecerle a Neymar, puso el nombre de otro jugador brasileño sobre la mesa, que querían incluir en la operación. El jugador en cuestión es el Vinicius Jr. El director deportivo del PSG, Leonardo, quiso que el joven futbolista entrara en la operación salida de Neymar.

Sin embargo, el club de Concha Espina rechazó la propuesta de los de la capital francesa, mientras que habrían insistido en dos ocasiones más con el traspaso del joven jugador llevando la misma respuesta desde Madrid. Según informa el mismo medio, a Leonardo le gusta el jugador por considerarlo «antiNeymar» fuera del campo, ya que es un futbolista con gran potencial y muy buen comportamiento.

Vinicius no ha ocultado el deseo de jugar algún día junto a su ídolo, Neymar. Además, en el club blanco saben que Vinicius está llamado a ser una de las próximas estrellas mundiales en el mundo del fútbol, por lo que para ellos no es opción desprenderse del jugador brasileño. Desde que llegó al club la temporada pasada, la directiva no ha considerado enviarlo cedido a ningún club.

A Vinicius aún le falta mejorar muchos aspectos sobre el terreno de juego, pero no se puede ocultar que ya tiene chispas de estrella. En la pretemporada blanca fue uno de los mejores jugadores de la plantilla, cada vez que entró al campo de juego brilló y puso la mejor cara del equipo brindando regates, pases de gol, profundidad y peligro en ataque. Al extremo aún le falta mejorar su puntería de cara a la portería.