Dani Alves rechazó a dos grandes de Europa

BRASIL, Sao Paulo.- Veterano pero aún en condiciones, Dani Alves coronó una temporada de ensueño con la obtención de la Copa América con su país en el mismo territorio local. El lateral derecho brilló con el París Saint-Germain, pero al vencer su vínculo en junio, pidió a la directiva del club francés no renovar para quedar libre y elegir el mismo, a sus 36 años, su nuevo destino futbolístico.

El futbolista brasileño sorprendió el marcado de pases, cuando informó sobre la vuelta al brasileirao: firmó con el Sao Paulo un contrato que lo une al tricolor las próximas tres temporadas. Muchos pensaron que podía seguir al primer nivel europeo, es por eso que la contratación fue una sorpresa. Más allá de discutir si baja, o no, el nivel deportivo, el cuadro Paulista no estaba disputando torneos internacionales.

Las ofertas de los grandes del viejo continente llegaron, pero no hicieron el click necesario para convencer al alegre mariscal. «Yo no decido qué hago de repente. Pienso: ‘¿Qué me dará este club? ¿Cómo me hará este lugar una mejor persona? ¿Cómo me hará un mejor profesional? Y después tomo la decisión», manifestó Alves, según reseñó el diario catalán Mundo Deportivo, con información de Players Tribune.

Entonces allí confirmó que tanto el Barcelona como la Juventus, dos de sus exclubes le ofrecieron volver, pero él se negó debido a que pensaron que tenía fecha de caducidad. «Tuve la oportunidad de volver a la Juventus. También tuve la oportunidad de volver al Barça, pero sólo el Sao Paulo,el equipo de mis sueños, creyó en mí y me dio estabilidad hasta 2022. La mayoría de los clubs no me ofrecieron eso, porque no creían en mí. Porque piensan que tengo una fecha de caducidad. Lo que quería, el punto clave para mí, era tener la estabilidad para luchar por el Mundial 2022″, explicó Alves.

Después agregó: «Cuando me uní al equipo nacional, le dije a mi agente: ‘No quiero saber nada sobre transferencias. Soy un agente libre, pero no quiero saber nada’. ¿Por qué? Porque necesitaba desempeñarme bien en la Copa América. Si me iba bien, se abrirían muchas puertas. La gente vería mi calidad, mi dedicación y mis logros. Después de eso, mi mentalidad era: quiero saber cuáles son mis posibilidades en este momento. Y hubo algunos. Pero, por ejemplo, ninguno de ellos me ofreció lo que quería, excepto el equipo de mis sueños», finalizó el experimentado futbolista.