Los milagros de Argentina y España para llegar a la final

CHINA, Shangai.- Tanto Argentina como España, son selecciones que representan una sorpresa en la final del Mundial FIBA, que se realiza en China. En palabras de los mismos protagonistas, expresaron en más de una oportunidad, que el principal objetivo de cada quinteto, era asegurar el boleto a los Juegos Olímpicos de Tokio y tal vez lograr alguna medalla. Ambos equipos han demostrado un nivel superlativo y ahora definirán este domingo el campeón del mundo.

El camino que recorrieron estuvo lleno de grandes dificultades, que supieron sortear y hoy están a un paso de la gloria. España estuvo ubicada en el grupo C, allí enfrentó a Túnez, con victoria 101 por 62, luego venció a Puerto Rico 73-63 y finalizó ganándole a Irán, con marcador de 73-65. «Conozco muy bien a algunos jugadores de España y se que son unos asesinos, no tienes margen para el error», dijo Facundo Campazzo, jugador argentino, sobre España, según reseñó Marca.

En la selección española hay dos jugadores que hacen vida en la NBA y han puesto en práctica su talento para liderar al quinteto ibérico. Se trata de Ricky Rubio y Marc Gasol, además de sumarse Sergio Llull. Rubio promedia 15.9 puntos y 6.4 asistencias por partido, La Furia Roja del baloncesto venció a Polonia y a Australia, dos equipos duros, que tenían entre sus planes ganar el Mundial.

Del otro lado de la cancha estará Argentina, que pasó de lo épico a lo sobrenatural, gracias a un líder dentro de la cancha como lo es Facundo Campazzo y la experiencia del veterano Luis Scola, de 39 años. Scola se mueve dentro de la cancha como si fuera un chico de 20 años. La Albiceleste de las alturas ha llegado hasta estás instancias sin perder un solo encuentro, «hay que dejar de sorprenderse con estos jugadores y entender que son buenos de verdad», dijo Sergio Hernández, estratega de Argentina, según Marca.

Campazzo, basquebolista argentino, ha sido la bujía del quinteto, pero Luis Scola, además de su buen desempeño, lleva los hilos emocionales del equipo y representa a sus compañeros. «Él nos muestra el camino la mayoría de las veces con su profesionalismo, hoy por hoy es nuestro líder y amamos seguirlo, disfrutamos siguiéndolo», expresó Campazzo después del emotivo pase a la final.

Argentina tuvo un partido épico en la semifinal y venció, con amplio margen (80-66) a Francia, quienes anteriormente habían eliminado a los Estados Unidos. Suramericanos y Europeos se verán las caras en la final de este domingo 15 de septiembre. El pronóstico del resultado es reservado, pero las emociones no faltarán, pues la lucha será pareja y los dos equipos llegan con la sed de llevar el título a su país.