El Madrid con el ojo sobre Kubo tras su recital en Mallorca

Takefusa fue el protagonista de la victoria del Real Mallorca sobre el Villareal. Aportó con un golazo de pierna zurda.
<a href="https://elintranews.com/sports/2019/11/10/el-madrid-con-el-ojo-sobre-kubo-tras-su-recital-en-mallorca/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2019-11-10T23:52:11-03:00">noviembre 10, 2019</time><time class="updated" datetime="2019-11-10T23:52:12-03:00">noviembre 10, 2019</time></a>

ESPAÑA, Mallorca.- A sus 18 años Takefusa Kubo, joya del Real Madrid, se sigue puliendo en el Real Mallorca, club donde está a préstamo por esta campaña. El japonés dio un recital este domingo 10 de noviembre en la victoria del cuadro balear 3-1 sobre el Villareal, en la décimo tercera jornada del campeonato español. El Mallorca está obligado a seguir sumando de esta manera para escaparle al descenso.

Con la victoria, Mallorca aseguró estar en la décimo sexta casilla con 14 puntos, a dos puestos de descenso, pero 5 puntos arriba del ocupante de la casilla 18, Celta de Vigo. Todavía no va la mitad del campeonato, así que el nivel mostrado en la jornada dominical se debe mantener hasta mayo del año entrante. Kubo pudiera ser artífice de la permanencia si el entrenador del club le sigue dando confianza.

Según reseñó Marca este fue el noveno partido del joven japonés. Se estrenó como goleador y participó en los tres tantos del conjunto balear. En el primer gol, tras varios regates dentro del área fue derribado por el central Raúl Albiol y el juez central decretó la pena máxima en favor de los locales. Lago Junior cambió por gol a los 13 minutos. Diez minutos más tarde otra combinación entre Kubo y sus compañeros también culminó en una pena máxima y Dani Rodríguez hizo el 2-0.

En la segunda parte, cuando solo transcurrían ocho minutos, Takefusa recibió sobre el borde de la media luna, controló con derecha, acomodó sacándose a un defensor y de pierna zurda, disparó con violencia para incrustar en la red el tercer gol del partido. El gol significó la tranquilidad de su equipos, pues el submarino amarillo había descontado unos minutos antes.

En su declaración a los medios, postpartido, Kubo expresó: “me pongo una nota de nueve porque he fallado algunos controles al inicio del partido, no me puedo poner un 10. El gol me da la vida. He empezado mal en el partido pero después me ido metiendo. He soñado con este momento durante todas las noches y ha llegado. Estoy muy contento. Aridai me ha dicho que para marcar había que chutar y le hecho caso”, relató, en reseña publicada por Marca.