La decisión sobre el Australian Open ya fue tomada

Los devastadores incendios que sufre Australia pusieron en duda el primer Grand Slam del año: el Australian Open.
<a href="https://elintranews.com/sports/2020/01/10/la-decision-sobre-el-australian-open-ya-fue-tomada/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-01-10T00:15:41-03:00">enero 10, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-01-10T00:15:42-03:00">enero 10, 2020</time></a>

AUSTRALIA, Sidney.- Los devastadores incendios que sufre Australia, desde finales del 2019 hasta la fecha, por el verano oceánico, pusieron en duda el primer Grand Slam del año: el Australian Open. La tragedia natural ha consumido aproximadamente 6 millones de hectáreas del territorio austral, afectando mayormente al sur del país. Es por eso que el director principal del certamen Craig Tiley, ha tomado una decisión firme.

El CEO sentenció que el 20 de enero, fecha en la que está pautada el inicio, las canchas estarán habilitadas y el Grand Slam dará inicio, como cada año, en Melbourne. Habrá una condición inédita para esta edición. Al igual que se puede detener un encuentro por condiciones climáticas (calor o lluvia), se implementará el nivel del humo, que si llegase a atravesar la barrera no recomendable, el árbitro tendrá la potestad de detener el partido.

“Evaluaremos la probabilidad de interrupciones inducidas por el humo, como se hace con el calor y la lluvia. Tendremos expertos que analizarán todos los datos en vivo disponibles, específicos, sobre la calidad del aire, y consultarán con expertos médicos, regularmente, y con los oficiales del torneo”, rezó parte de un comunicado emitido por la organización, publicado en el portal especializado PuntoDeBreak.

“Tenemos tres estadios con techos donde podemos controlar el ambiente, así que el juego siempre continuará. Tendremos una monitorización de la calidad del aire en tiempo real. Utilizaremos estas herramientas para tomar algunas decisiones sobre la seguridad y bienestar de los fans”, agregaron. Melbourne, segunda ciudad más habitada del país, es la sede del torneo y una de las locaciones más afectadas por los incendios.

En el comunicado se informó que es una decisión que atiende el deseo de los tenistas, quienes tienen inmensas ganas de jugar. “Los jugadores entienden que la calidad del aire no es algo que dependa de nosotros. Quieren jugar, así que el 20 de enero abriremos las puertas y empezaremos a jugar. Continuaremos trabajando de cerca con la Oficina de Meteorología y con expertos médicos para velar poe la seguridad de nuestros jugadores, fans y staff”, finalizaron.