Zidane protagonizó el accidente más fortuito de la historia

Un gerente de una mueblería en Madrid sufrió un pequeño choque con el entrenador del cuadro merengue.
<a href="https://elintranews.com/sports/2020/02/13/zidane-protagonizo-el-accidente-mas-fortuito-de-la-historia/" rel="bookmark"><time class="entry-date published" datetime="2020-02-13T19:42:08-03:00">febrero 13, 2020</time><time class="updated" datetime="2020-02-13T19:49:33-03:00">febrero 13, 2020</time></a>

ESPAÑA, Madrid.- Ir transitando por la vía, conduciendo tu automóvil y que otro coche te choque por detrás, resulta ser una de las situaciones más molestas para quienes van manejando: el daño al auto, los papeleos del seguro y esperar en algunos casos a la policía de tránsito, convierte al hecho en un trámite eterno en el que nadie sale ganando. Este no fue el ejemplo de Ignacio Fernández, quien vivió lo antes relatado, pero el culpable fue nada más y nada menos que Zinedine Zidane, sin duda el accidente más fortuito de la historia.

La curiosa situación se vivió en Madrid, en las inmediaciones de la Ciudad Deportiva de Valdebebas, donde el Real Madrid entrena y prepara sus encuentros de Liga y Champions. Ignacio, un gerente de una mueblería en la capital española, transitaba en su Audi A4 por la zona y tras frenar para ceder el paso de otro vehículo, otro colisionó por la parte trasera.

Un accidente viral

“Nada más verlo le reconocí y le dije ‘me hubiese gustado conocerte en otras circunstancias, pero esta tampoco está mal”, comentó el gerente de la mueblería, según reseñó el diario Marca. Después agregó: “Cuando vi que era Zidane me quedé tranquilo, al menos ya sabía que tenía seguro y tenía todo pagado”, sostuvo en tono de broma, explica el portal antes citado.

Como es normal en este tipo de situaciones, los implicados intercambian números telefónicos para arreglarse con el seguro y pagar los daños, “le di mi teléfono pero él no el suyo, como me imaginaba”, dijo entre risas Fernández, en la entrevista con Radio Marca. Pero antes de que todo se solucionará con un apretón de manos y una despedida, Ignacio no desaprovechó la oportunidad y se sacó una foto con la leyenda del fútbol francés.

“Le dije que podíamos tomarnos una selfie, porque de lo contrario la gente no me creería que me di un golpe con Zidane. Y él muy amablemente dijo que sí. Se quitó el gorro y nos hicimos la foto. También le dije entre bromas que si quería quedaba todo en nada, que cambiábamos allí los coches y listo”, afirmó la ‘afortunada víctima’ del accidente. Ignacio Fernández terminó su relato contando que más tarde recibió el llamado del representante de Zizou, quien le hizo llegar el agradecimiento del francés por haber sido tan gentil en el anecdótico hecho.