Mbappé sigue haciendo guiños al Real Madrid

El delantero francés Kylian Mbappé sigue demostrando que le gustaría jugar en el Real Madrid.

FRANCIA, París.- La temporada del fútbol europeo vive si recta final y cuando se comience a jugar la Eurocopa y Copa América, los clubes jugarán el “torneo” más importante de esa fecha: el mercado de pases. Un campeonato dónde en ocasiones las reglas escasean y la caballerosidad se esconde. Los equipos ofrecen fortunas a los jugadores y estos intentan elegir el mejor destino para desarrollar su carrera.

Es el caso de Kylian Mbappé, quien a pesar de haber jugado en dos clubes de Francia, nunca ha escondido su sueño de jugar en el Real Madrid. Siempre lo ha dicho. Anhela vestir de blanco y su ídolo es Cristiano Ronaldo. Ya el portugués no está en la ‘Casa Blanca’, pero si está su otro gran ejemplo a seguir: Zinedine Zidane.

El estratega francés es una referencia futbolística para la juventud que lo vio desplegar su fútbol con la selección y la joven estrella no es la excepción. En las últimas entrevistas que ha concedido Mbappé ha soltado guiños para una posible contratación en el próximo mercado de pases que abre en junio. El costo es elevado, pero el jugador sigue demostrando su interés de mudarse a la capital de España.

Recientemente el jugador del PSG acudió a The Players Tribune y emitió una carta en la que contó una anécdota que lo vincula con el Real Madrid y con Zinedine Zidane. “Justo antes de cumplir 14 años, tuve una sorpresa increíble. Mi padre recibió una llamada de alguien en el Real Madrid invitándome a venir a España para una sesión de entrenamiento durante las vacaciones. Fue una sorpresa, porque en realidad le habían dicho a mi padre: ‘A Zidane le gustaría ver a tu hijo’. En ese momento, Zizou era el director deportivo del club. Por supuesto, fue como estar en la luna. Estaba desesperado por ir”, escribió Kylian.

Relato del encuentro con una leyenda

Mbappé contó que en el encuentro con Zidane “nos saludamos y luego se ofreció a llevarme al campo para entrenar. Estaba señalando el asiento delantero como diciendo, ‘Sigue, entra’. Pero me congelé y le pregunté: ‘¿Me quito los zapatos?’ ¡Jajaja! No sé por qué dije eso. ¡Era el auto de Zizou! Él lo vio divertido. Y dijo: ‘Claro que no, vamos, entra’. Me llevó al campo de entrenamiento, y estaba pensando para mí mismo, estoy en el auto de Zizou. Soy Kylian de Bondy. Esto no es real. Todavía debo estar durmiendo en el avión. A veces, incluso cuando realmente estás viviendo algo, te sientes como en un sueño…”, finalizó la hoy figura del París Saint-Germain.

Compartir en: