Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

Deportes

Prohíben a una deportista viajar con su bebé a los Juegos Olímpicos: “Desilusión”

Se trata de Ona Carbonell, una nadadora catalana.

Juegos Olímpicos
Ona Carbonell en Instagram

Luego de que el Comité Olímpico decida que las atletas madres lactantes puedan llevar a sus hijos a Japón, todo era tranquilidad al enterarse de esa buena noticia. A pesar de esto, la disposición del COI cuenta con algunos grises que no complacen a todas las atletas. En este caso, la nadadora catalana Ona Carbonell, explicó en un mensaje en sus redes sociales que viajará sin su hijo a los Juegos Olímpicos de Tokio 2020 por las condiciones que le imponen. Carbonell calificó esto como una “desilusión”.

El comunicado de Ona Carbonell

“Hemos sido informados por las entidades organizadoras de unas medidas sumamente drásticas que imposibilitan esta opción para mí. Tras recibir incontables muestras de apoyo y ánimo para acudir a Tokio con Kai, quería manifestar mi decepción y desilusión porque finalmente tendré que viajar sin él”, señaló la nadadora catalana en sus redes sociales. Previo a ese mensaje, Carbonell destacó que anteriormente tenía expectativa de poder llevar a su hijo.

A pesar de que el COI le permita llevar a Ona a su hijo, ella misma explicó las condiciones que imposibilitan esto. “Escribí una petición al COI para poder llevarme a Kai y hace dos semanas me dijeron que sí, pero que las condiciones no las ponían ellos, las ponía el Gobierno de Japón. Estas condiciones son incompatibles con rendir en unos Juegos Olímpicos”, agregó en su descargo que causó repercusión en las redes.

Algunos de los requisitos que le plantearon fue que su pareja y su hijo deben alojarse fuera de la Villa Olímpica, sin poder salir de la habitación del hotel en ninguna ocasión. “Tendrían que estar en un hotel que no sabemos a qué distancia está de la Villa y no podrían salir de la habitación en los veintipico días que yo estaré en Tokio. Para ir a dale la lactancia a Kai tendría que salir de mi burbuja, ir hasta el hotel. Yo pondría en riesgo al equipo y tampoco es lo adecuado para ellos estar tantos días sin salir de la habitación”, sostuvo la atleta catalana.

La nadadora de 31 años también destacó que tuvo que “tomar una decisión muy dura” y que su hijo lo va a “pasar mal tantos días con el sacaleches y espero que cuando vuelva, Kai se enganche al pecho otra vez, que es algo que a mí me importa mucho”. Por último, cerró diciendo que espera que “otras atletas les sirvan estas condiciones y puedan llevárselos”.

Su publiación en las redes sociales

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados