Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

Deportes

¡Estremecedor! El hermano de Carlos Reutemann dio el relato más triste por su muerte

Carlos Reutemann perdió la vida hace pocos días y, en estas horas, su hermano, Enrique (83), rompió el silencio.

Carlos Reutemann.
Carlos Reutemann. (Foto: Williams).

Carlos Reutemann perdió la vida hace pocos días y, en estas horas, su hermano, Enrique (83), rompió el silencio. Quien se mantuvo toda la vida muy cerca del subcampeón mundial de Fórmula 1 vive momentos muy tristes, teniendo en cuenta que era muy cercano con el reciente fallecido. Por eso, en una entrevista con Infobae, no dejó nada fuera de lugar y estremeció a muchos amantes del automovilismo.

“A Carlos le llevaba cuatro años y nos criamos en el campo, en Manucho, cerca de la estación de tren que ya no funciona. Nos acostumbramos a la soledad. Mi papá tenía más de 20 tambos y acá Lole empezó a manejar a los 7 u 8 años. Él siempre lo soñó y un día me dijo ‘de acá, desde Manucho vamos a llegar hasta Maranello’. Toda su vida quiso ser piloto. Viendo la voluntad de él pensé que iba a llegar lejos”, inició diciendo el hermano de Reutemann.

A su vez, Enrique también resaltó: “De joven tuvo una sola novia que fue la chica con la que se casó, Mimicha. Se conocieron de chicos y él como fue muy profesional supo que la vida de un corredor tenía que ser ordenada. Él siempre pensó en la carrera siguiente y decía ‘el piloto está todo el tiempo arriba de un auto’. Durante sus años en la F1, su familia fue un sostén clave y él siempre adoró a sus hijas”.

Estremecedor

“Era muy disciplinado y año tras año fue mejorando su estado físico. Fue introvertido y tuvo mucho sentido en común. Manejó cientos de veces un auto de F1 a casi 300 km/h y chocó poco. También era muy intuitivo y siempre vio las cosas antes de que llegaran. Por ejemplo, un mes antes de su muerte dijo que ‘Max Verstappen iba a ser campeón’ y el chico lidera el campeonato de F1“, comunicó sobre su hermano.

Para cerrar con sus tristes relatos, Enrique Reutemman dijo: “Hace dos meses fui a la casa de él y lo vi caminar 20 metros con el perro. Cuando volví le dije a mi señora ‘creo que esta es la única vez que lo voy a ver’. En el sanatorio lo atendieron muy bien y cuando lo vi ahí hace unos 20 días me manifestó ‘estoy muy cansado’. Ya en la última semana, con la voz cortada, me dijo ‘Enrique, esto es bravo’. Me pareció una mentira. Yo lo vi nacer y lo vi morir entre mis manos. Era un tipo tan fuerte que verlo en el cajón era algo que no podía creer”.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados