Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

USA

Para trabajar en migración, el candidato necesita “sedar a niños”

Una compañía privada tiene un contrato de 220 millones para administrar el refugio.

ESTADOS UNIDOS, Miami.- Para conseguir un empleo de vigilante de jóvenes y niños migrantes en la instalación de “Homestead Branch”, al sur de Miami, los solicitantes deben tener por lo menos 21 años de edad, un diploma de escuela secundaria y pasar un chequeo de antecedentes. Los candidatos también deben ser bilingües y capaces de supervisar a los niños. Y –en un detalle que preocupa a los defensores de derechos humanos– tienen que ser físicamente capaces de restringir o coaccionar a los niños y “sedarlos” (inyectarlos) para dormirlos cuando están muy inquietos.

“En un evento repentino o de emergencia” –dice un anuncio de la compañía con fines de lucro que dirige el centro– “el personal debe estar en todo momento físicamente capacitado para correr, saltar, golpear, torcer, empujar, tirar, aplicar otras técnicas y manejar todo el peso de un bebé o adolescente”, según información publicada por el periódico “Miami New Times”.

“Comprehensive Health Services”, la compañía privada que tiene un contrato de 220 millones de dólares para administrar el refugio, no respondió sobre el anuncio de trabajo. La lista de “aptitudes para ser contratados como empleados” da la voz de alarma, dice Tomas Kennedy, de la “Coalición de Inmigrantes de Florida“, especialmente porque muy poca gente sabe lo que sucede dentro del único refugio para jóvenes en EEUU que funciona con fines de lucro.

La semana pasada, a tres congresistas del sur de Florida se les negó la entrada, según el diario “The Miami Herald”. “Gran parte del problema es la falta de transparencia”, sostiene Kennedy. “Cuando vemos una descripción de trabajo que dice ese tipo de cosas, te preguntas ¿qué demonios está pasando ahí dentro?”.

El refugio de Homestead una vez mantuvo a los niños separados de sus padres bajo la política de “tolerancia cero” de la administración Trump, cuyo objetivo era disuadir a los migrantes de entrar a EEUU por la frontera suroeste. Los funcionarios dicen que ahora retiene a los menores que llegaron al país solos, y la semana pasada anunciaron planes para expandir las instalaciones con otras 850 camas, lo que eleva su capacidad a 3.200. Por cada niño, el centro privado le cobra al Gobierno 650 dólares por día, casi 20.000 dólares mensuales.

Southwest Key, una organización sin fines de lucro de Texas que acoge a más niños migrantes que cualquier otra organización en el país, utilizó casi exactamente las mismas palabras en un listado que difundió el periodista de CNN Jake Tapper.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados