Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

USA

“Es un país hermano”, dice Putín, quien moviliza mercenarios alrededor de Maduro

Según Trump, Putín le dijo en las últimas horas que “Rusia no moverá un dedo” por Maduro, pero eso podría ser un “cuento chino”.

ESTADOS UNIDOS, Miami.- “Venezuela es un país hermano”, ha dicho varias veces el presidente ruso, Vladimir Putin, primero a Chávez y ahora a Maduro. Para demostrar esa “hermandad a prueba de balas”, el Kremlin ha cultivado profundas relaciones con Caracas desde la elección de Hugo Chávez en 1998 como presidente. Desde entonces, Venezuela es un importante cliente de equipo militar ruso, gastando miles de millones de dólares en las últimas dos décadas para equipar a sus fuerzas armadas con armas rusas, algunas de alta tecnología.

Rosneft, la segunda compañía energética más grande de Rusia, ha invertido entre siete y nueve mil millones de dólares en la industria petrolera venezolana. El gigante energético tiene una participación directa en siete proyectos petroleros venezolanos, cinco yacimientos de petróleo en tierra y dos yacimientos de gas en el mar. Rosneft ha pagado por adelantado a Venezuela miles de millones de dólares por futuras entregas de petróleo.

Aparte de las inversiones, hay un contingente de 400 mercenarios rusos vinculados al Grupo Wagner, que también han sido desplegados a instancias del Kremlin en Ucrania y Siria y a menudo han aparecido en África. En Venezuela, protegen a Maduro y funcionan como un destacamento de seguridad de élite. Además y según la Organización de los Estados Americanos (OEA), también hay aproximadamente 15.000 militares cubanos en Venezuela.

El gran papel cubano en la agencia de inteligencia de Venezuela se remonta a 2002 y fue iniciado por Chávez en respuesta a un fallido golpe de estado en su contra. Otras estimaciones sitúan la presencia cubana en 30.000. Aunque la presencia cubana en Venezuela funciona como una especie de “apoderado ruso”, La Habana tiene su propio interés en apoyar al régimen chavista.

En diciembre, el Kremlin desplegó dos bombarderos pesados Tupolev Tu-160 “con capacidad nuclear” en Venezuela. La acción desató la especulación de que el Kremlin podría buscar una base aérea en pleno funcionamiento en Venezuela, una afirmación que el ministerio de Relaciones Exteriores ruso negó, mientras que al mismo tiempo el Kremlin reafirmó que “Rusia tiene la capacidad y el derecho de abrir bases militares en cualquier parte del mundo”.

Venezuela también recibe ayuda financiera de Irán. Para Hezbolá, Venezuela es una base logística para el transbordo de armas y drogas entre África y las Américas. Mientras que los iraníes y los rusos comparten un interés común en mantener a Maduro en el poder, al igual que lo hicieron al apoyar al presidente Bashar al-Assad en Siria, en gran medida trabajan de forma independiente unos de otros, siguiendo sus propias agendas. Por último, China también tiene sus grandes inversiones en Venezuela, pero para los chinos es más importante el dinero que Maduro.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados