Connect with us

Hi, what are you looking for?

El IntranewsEl Intranews

USA

Trump estudia "todas las posibilidades" para deportar inmigrantes

El gobierno de Donald Trump “estudia todas las posibilidades” para sancionar una ley que implique deportar a los inmigrantes ilegales en los Estados Unidos, entre ellas la Ley de Insurrección.

Donald Trump

ESTADOS UNIDOS, Washington D.C-. El gobierno de Donald Trump “estudia todas las posibilidades” para sancionar una ley que implique deportar a los inmigrantes ilegales en los Estados Unidos. Esta fue la expresión del vocero de la Casa Blanca, Hogan Gidley, a medios periodísticos de su país.

Días atrás, el presidente había advertido a los inmigrantes a que “no se pongan cómodos, ya pronto llegaría su deportación”. La posibilidad que estaría barajando el gobierno para ello sería la aplicación de la Ley de Insurrección, mediante la que se desplegaría el ejército norteamericano para expulsar a los migrantes. Esta normativa se originó en el año 1807.

“Estamos buscando formas de proteger al pueblo estadounidense”, manifestó el vocero presidencial Gidley. La intención de Trump sería recurrir a la mencionada Ley que permite al mandatario utilizar a la Guardia Nacional y al ejército para luchar “la obstrucción ilegal o la rebelión” dentro del territorio estadounidense, dentro de los que agruparía a los inmigrantes.

La posibilidad de tomar esta decisión enfrentaría al gobierno con importantes cuestionamientos legales. Las demandas serían similares a las que Trump sufrió cuando impidió el arribo de inmigrantes musulmanes. La última vez que la Ley de Insurrección fue aplicada fue en 1992, cuando George Bush (p) buscó terminar con los disturbios en Los Ángeles.

Otra de las ideas que estarían en la cabeza de la administración estadounidense para hacer frente al tema sería declarar a los Estados Unidos como “completamente lleno”. De esa manera, manifestaría su incapacidad para enfrentar la cada vez mayor llegada de inmigrantes sin papales desde la frontera sur del territorio.

“El país está lleno”, adelantó en este sentido el vocero Gidley. “Si uno toma un barco y tiene capacidad máxima para 1.000 personas, se sube una persona más y el barco se derrumba”, intentó comparar el funcionario. Al mismo tiempo, agregó que “los hospitales y centros de detención del país ya se encuentran llenos”.

El Intra América News © Copyright 2020 // Todos los derechos reservados