Ganó millones en lotería, pero deberá compartirlos con la exesposa

Un tribunal determinó que el ticket ganador, que otorgaba 30 millones de dólares, es considerado como propiedad matrimonial, a pesar de que estaban separados.
<a href="https://elintranews.com/usa/2019/06/21/gano-millones-en-loteria-pero-debera-compartirlos-exesposa-mega-millions/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-06-21T11:32:44-03:00">junio 21, 2019</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Detroit.- Un hombre de Detroit que se encontraba en medio de un divorcio cuando ganó más de $ 30 millones en un sorteo de la lotería, tendrá que compartir la súbita ganancia de su suerte, nada menos que con su exesposa.

La corte de apelaciones de Michigan determinó que un matrimonio no termina hasta que termina. Eso significa que Mary Beth Zelasko podrá quedarse con los $ 15 millones otorgados por un árbitro, aunque ella y Rich Zelasko habían estado separados durante dos años cuando el hombre compró el boleto de Mega Millions en 2013. Su divorcio no fue definitivo hasta 2018.

La sentencia, según la cual la suerte de Rich también le corresponde a Mary Beth, determinó que el boleto es propiedad matrimonial. Zelasko llevó este caso a una instancia más elevada, pero la sentencia es que tiene que compartir el dinero recibido en el Mega Millions.

“Mi cliente tuvo suerte, pero era su suerte, no la de ella”, dijo el abogado de Zelasko en la corte, apenas conoció el dictamen. Al parecer, el origen del conflicto parte del hecho de que la pareja había dejado algunas decisiones en manos del árbitro John Mills, mientras se finiquitaba la separación.

Mills no estuvo de acuerdo en que el ticket ganador solo le pertenecía a Rich y fue él el primero en considerarlo como propiedad matrimonial. Debido a esa discrepancia fue que se requirió de la intervención de esta otra instancia.

La semana pasada, un tribunal de apelaciones no encontró errores en la decisión, por lo que parece que Rich Zelasko es la mitad de lo rico que él considera que pudo haber sido. Lo que queda de todo esto es una moraleja: hay que acelerar los trámites de divorcio o dejar por escrito qué es lo suyo cuando finalice una relación.