Arrestos y deportaciones continúan en EEUU

El presidente Donald Trump anunció la suspensión de las redadas masivas durante las próximas dos semanas, para alcanzar un acuerdo con los demócratas sobre la inmigración ilegal.

ESTADOS UNIDOS, Texas.- El anuncio del presidente Donald Trump de suspender hasta un nuevo acuerdo las deportaciones masivas previstas para el pasado fin de semana, significó un alivio para cientos de familias que ya estarían notificadas de su expulsión definitiva de ese país.

Sin embargo, pese a que el mandatario aseguró que la medida durará las próximas dos semanas, lapso en el que espera alcanzar un acuerdo con representantes demócratas sobre el tema, la Oficina de Inmigración y Aduanas (ICE) continuaría sus operativos de arrestos y deportaciones, tal como hasta ahora, detalla una nota de la cadena Univisión.

El medio se refiere a las cifras de deportaciones reveladas por las autoridades migratorias en los últimos dos años, que indican un promedio diario de 660 expulsiones, de acuerdo con las cifras aportadas por el mismo ICE. Las detenciones han crecido exponencialmente desde 2018, cuando 256.085 inmigrantes fueron devueltos a su país.

La inmigración ilegal ha sido tema central de la agenda de Trump, quien ha insistido no solo en la construcción del muro en la frontera sur, sino en la presión a países centroamericanos, de donde provienen la mayor parte de los ilegales, tal es el caso de Honduras y Guatemala. También ha insistido en que México actúe con más fuerza y prontitud.

“Ellos siguen deportando y todo el que tiene orden final de deportación y no tiene recursos legales para permanecer aquí, les están dando un plazo breve para que presenten un pasaje aéreo de salida con la hora y la hora en que se marcharán de Estados Unidos”, afirma José Guerrero, abogado de inmigración consultado por ese medio.

Voceros de la Federación de Confederaciones Mexicanas en California, manifestaron además el temor de los ciudadanos a ser detenidos en estas redadas que siguen siendo realizadas por ICE, por lo que muchos han optado por no salir a las calles, que lucen desoladas desde que Trump anunciara las deportaciones masivas.

Compartir en: