Tribunal rechaza apelación de inmigrante que trabajó en ICE

En 2002 las autoridades fronterizas lo detuvieron pero le ofrecieron permanecer en el país en calidad de informante.

ESTADOS UNIDOS, Concord.- Un tribunal federal rechazó la apelación de un inmigrante brasileño que enfrenta una orden de deportación luego de tener más de 15 años viviendo en Estados Unidos. El hombre incluso trabajó para el Servicio de Inmigración y Control de Aduanas (ICE) como informante durante un año.

Se trata de Renato Filippi, de 58 años edad, residente en la ciudad de Nashua, estado de Nueva Hampshire, quien ingresó a territorio norteamericano a través de la frontera terrestre con México en 2002 con la ayuda de traficantes. Las autoridades fronterizas lo detuvieron pero le ofrecieron permanecer en el país en calidad de informante.

Sin embargo, el tribunal federal de apelaciones se negó a intervenir en su caso y rechazó reconsiderar su estatus migratorio. Filippi argumenta que existe un acuerdo que le autoriza vivir de manera permanente en Estados Unidos pero que el gobierno está incumpliendo. Además, denunció que ha recibido amenazas de muerte desde Brasil.

Además, Filippi expresó que durante un año colaboró como informante en un centro de detención en Texas. Luego fue enviado a Nueva Hampshire donde debía reportarse regularmente ante las oficinas del servicio. Asimismo, señaló que logró obtener su Seguro Social, una licencia de conducir y empleo. Su esposa e hija vivían con él.

No obstante, en una presentación de rutina ante las autoridades, el pasado mes de septiembre, le anunciaron que debía salir del territorio estadounidense. Robert McDaniel, su abogado, ha emitido apelaciones tanto en el Tribunal del Primer Circuito en Boston como en la Junta de Apelaciones de Inmigración, pero el caso fue desestimado por “carecer de jurisdicción”.

Compartir en: