Alistan primer puerto espacial del mundo en Nuevo México

ESTADOS UNIDOS, Albuquerque.- La empresa Virgin Galactic está acondicionando el primer puerto espacial comercial del mundo en las instalaciones de un hangar abandonado en el desierto de Nuevo México, al suroeste de Estados Unidos. La base espacial, a 45 millas al norte de Las Cruces, promoverá el turismo espacial con despegues y aterrizajes.

El novedoso puerto espacial, denominado América, exhibirá un diseño futurístico de dos niveles. Su edificación estará constituida por un salón dedicado al control de misiones, así como un área destinada al equipamiento de los pilotos y un espacio de vestíbulo para los familiares y amistades de los pasajeros.

rp041511a/ A1 / Albuquerque Journal/ Richard Pipes/ A view of the back of the Spaceport America Terminal hanger.

El hangar proporciona un amplio espacio para ubicar, inicialmente, dos aeronaves de la compañía y una flota de cohetes con la capacidad de transportar seis pasajeros. No obstante, los representantes de la empresa aún no han informado sobre la fecha de inicio de los primeros viajes turísticos al espacio.

En tanto, la compañía solo ha dicho que por ahora realizará algunos lanzamientos previos para ensayar las operaciones. El fundador de Virgin Galactic, Richard Branson, y el exgobernador del estado de Nuevo México, Bill Richardson, son los precursores del primer puerto espacial, cuyo proyecto comenzó a ser diseñado desde 15 años atrás.

Sin embargo, la ambiciosa idea se vio interrumpida por retrasos en la construcción y gastos exorbitantes. En relación, el desarrollo de la nave espacial tardó mucho más tiempo de lo estimado y padeció un revés en el año 2014 luego de que su cápsula se desintegrara en una prueba donde el copiloto falleció.

Por su parte, el director general de Virgin Galactic, George Whitesides, expresó que luego de completarse los vuelos de prueba iniciarían los primeros viajes comerciales. Además, la compañía divulgó a través de sus redes sociales que la principal aeronave ya aterrizó en la base de operaciones de Nuevo México y que las alas del cohete ya están finalizadas.

Alrededor de 600 personas ya han reservado pasajes para visitar el espacio, de acuerdo con estadísticas de la empresa. Cada lugar dentro de la nave tiene una cotización de 250.000 dólares. Por esa cantidad, el pasajero será lanzado por un avión de carga y viajará dentro de un cohete hacia el espacio.