“La próxima guerra comercial puede ser contra Europa”

El presidente Donald Trump defendió la dureza de las negociaciones con China y advirtió a Europa
<a href="https://elintranews.com/usa/2019/09/04/la-proxima-guerra-comercial-puede-ser-contra-europa/" rel="bookmark"><time class="entry-date published updated" datetime="2019-09-04T11:17:10-03:00">septiembre 4, 2019</time></a>

ESTADOS UNIDOS, Washington D.C.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, defendió la política comercial de su gobierno, cuestionó la forma de negociación de China en el conflicto que mantienen y a la vez, advirtió a Europa sobre la posibilidad de que sea “la próxima víctima” de esta situación si no varían sus decisiones.

A través de Twitter, el mandatario replicó las expresiones del periodista de NBC Joe Kernen sobre la política comercial llevada a cabo por su gobierno. “Los chinos son expertos en no aceptar nada. Tienes que ser muy duro, y ese es el camino que Trump está siguiendo”, se autocelebró el presidente estadounidense, quien prometió una “solución mejor a la que existe hoy”.

En el mismo sentido, el líder de la Casa Blanca validó también las expresiones de Kernen en las que sostiene que “lo que Trump le está haciendo a China no se pierde en el resto del mundo. Europa históricamente ha perseguido una de las políticas más proteccionistas y ahora se encuentran preguntándose ‘¿seremos los próximos?’ ¡Quizás sí!, y para evitarlo, hay que cambiar las reglas”.

Para Donald Trump, su país “no puede seguir teniendo un sistema en el que manejamos nuestra economía en beneficio de otros países, que a la vez nos han cobrado durante años altas tarifas manteniendo a Estados Unidos bajo un terrorismo arancelario”. Desde que asumió, el estadounidense mantuvo discusiones con los europeos Angela Merkel, Emmanuel Macron y Theresa May sobre este tema.

Como informó El Intransigente América, durante esta semana recrudeció la guerra comercial entre el país norteamericano y China. Por un lado, Estados Unidos impuso una tasa del 15 % sobre las importaciones por 112.000 millones de dólares de origen chino. La potencia asiática, en tanto, aplicará gravámenes del 10 y el 5 % a diversos artículos estadounidenses.