Así intentan salvar al rinoceronte blanco del norte de la extinción

ALEMANIA, Berlín.- La especie está biológicamente extinta. Sudán, el último rinoceronte blanco del norte, murió a a los 45 años en la reserva Ol Pejeta del zoológico Dvur Králové, dejando únicamente a dos hembras de esta especie: Najin y Fatu, hija y nieta, respectivamente.

Pero no todo parece estar perdido para esta especie de rinoceronte. Científicos de Kenia, Italia, la República Checa y Alemania trabajan en un proyecto que intenta preservar a estos animales a través del desarrollo embrionario. Recientemente confirmaron la creación de dos de estos embriones que ahora e anunciaron serán implantados en hembras de rinocerontes del sur, detalla una nota de DW.

A través de Twitter el Servicio de Conservación de la Fauna keniana (KWS) confirmó estos embriones obtenidos con dos óvulos de Fatu, nieta de Sudán que permanecieron al menos diez días en incubación. Sin embargo, los óvulos de Najin aún no han llegado a ser embriones viables, detalla El País.

Los investigadores  del Instituto Leibnitz se enfocan en la extracción de al menos diez óvulos de las hembras del sur en Kenia. El zoólogo Thomas Hildebrandt ha explicado al medio alemán la complejidad de este procedimiento que amerita operar en vasos sanguíneos con diámetros muy pequeños y que conlleva el riesgo de hemorragias y muerte del animal.

En los institutos de investigación aún se conserva el semen de los ejemplares machos entre estos Suni y Saut, este último muerto en  2006 en la República Checa. Hasta el momento se ha logrado fertilizar a siete óvulos en un proceso complicado desarrollado en Italia llamado Pizzo Drilling y que requiere de una especie de taladro, explicaron los expertos. «Es un avance muy importante», agregaron.