Trump muestra su «buena voluntad» hacia China

ESTADOS UNIDOS, Washington.- La tensión entre Pekín y Washington alcanzó su punto más álgido semanas atrás con la escalada en la guerra comercial pero también por el conflicto en Hong Kong donde el mandatario Donald Trump ha intentado mediar para una pronta solución.

Tanto China como Estados Unidos respondieron con la imposición y aumento de los aranceles a las importaciones que desde ya amenazan con afectar los inventarios en vísperas de la temporada más alta. Esta semana Trump mostró un gesto de «buena voluntad» al posponer por dos semanas la entrada en vigencia de los impuestos a productos importados por valor de 250.000 millones de dólares. 

Esto responde a la decisión de su homólogo de excluir de impuestos a 16 categorías de productos estadounidenses como pesticidad y farmacéuticos, un gesto que el jefe de la Casa Blanca agradeció a través de las redes sociales donde también confirmó haner cedido ante la solicitud del viceprimer ministro chino, Liu He.

El secretario del Tesoro, Steven Mnuchin, ha confirmado un «acuerdo conceptual» con Pekín en base al cual se proponen seguir trabajando en las proximas mesas técnicas con miras a las negociaciones que se retomarán el próximo octubre. Sin embargo, Trump no ha confirmado ningún tipo de acuerdo y de hecho, ratificó su disposición a seguir aumentando los aranceles para presionar al país asiático, destaca la nota de El País.

Otro tema álgido entre ambas naciones es el conflicto social en Hong Kong donde cientos de ciudadanos solicitaron a Trump presionar a China para el respeto a la democracia y los derechos. Pekín ha señalado al gobierno estadounidense de fomentar las protestas y envió un reclamo tras las controversiales declaraciones de representantes del Senado sobre la detención de líderes estudiantes.