Nuevo fallo de Corte Suprema permitirá a EEUU negar asilos en la frontera

Un nuevo fallo ejecutado por la Corte Suprema estadounidense dio luz verde a la aplicación de la norma de asilo impulsada por la Administración de Donald Trump. A partir de esta decisión los solicitantes de dicho recurso deberán buscar protección en al menos un tercer país por el que viajaron en su ruta hacia los Estados Unidos.

El director del Servicio de Ciudadanía e Inmigración (USCIS), Ken Cuccinelli, saludó la decisión y consideró que esta acción permitirá el fortalecimiento de las leyes migratorias en el país norteamericano, así como también frenará los hechos delictivos registrados en las fronteras de la Nación.

«Aplaudo la decisión de la Corte Suprema de anular la orden judicial de los activistas judiciales y permitir que la Administración Trump cumpla su norma para fortalecer el proceso de asilo», insistió Cuccinelli de acuerdo a informaciones publicadas en la página oficial de la institución este viernes.

El representante del USCIS explicó que la regla está diseñada para “salvaguardar la integridad del sistema de asilo de EEUU” y cerciorarse, sobre todo, de que las personas que quieran solicitar ayuda agoten todas las opciones posibles en los países por donde viajan, antes de pedir protección en territorio estadounidense.

«Durante demasiado tiempo las lagunas en el sistema de asilo de nuestra nación han sido explotadas por los carteles de la droga, los traficantes de personas y otras facciones del crimen organizado con el fin de transportar a aquellos que buscan oportunidades económicas y la reunificación familiar a través de nuestra frontera sur”, expresó.

Cuccinelli aseguró que este tipo de hechos generan “flujos de efectivo ilícitos”, lo que ayudan a incrementa el número de delincuentes y hechos violentos en toda la frontera. Añadió que este problema “frustra los esfuerzos de los solicitantes de asilo legítimos y socava la integridad de nuestro sistema de inmigración”.

El vocero norteamericano aseveró que el gobierno de Donald Trump seguirá ejecutando este tipo de medidas legales migratorias para abordar lo que llamó una crisis fronteriza. Vale destacar que dicho fallo permite al gobierno negar asilos a emigrantes que crucen por un tercer país y no soliciten la protección en este, antes de pedirlo en Estados Unidos.